SEGUINOS

INTERNACIONALES

El huracán Irma azota a Cuba, se hace más fuerte y luego se dirige a Florida

Tras golpear Cuba el viernes y dejar al menos 21 muertos en el Caribe, el peligroso huracán Irma se dirige este sábado hacia el sur de Florida con vientos unos 250 kilómetros por hora, mientras que el otro huracán José le sigue los pasos.

Irma se hizo más fuerte y recuperó la categoría 5 el viernes por la noche, aunque al poco tiempo volvió a categoría 4, mientras miles de personas en el Caribe trataban desesperadamente de encontrar cobijo o escapar de sus islas golpeadas por la tormenta, y más de seis millones de personas en Florida y Georgia recibieron aviso de que evacuaran sus casas. 

En Puerto Rico y República Dominicana no reportaron graves daños. En la isla más grande del Caribe más de un millón de cubanos fueron preventivamente evacuadas en todo el país, según las autoridades, sin que hasta el momento se hayan registrado víctimas. El huracán, el primero de tal fuerza cuyo ojo azota la isla desde 1932, "afecta gravemente las provincias de Camagüey y Ciego de Avila", en el centro del país, anunció el meteorólogo cubano Elier Pila en la televisión oficial. Leydis María Labrador

"Como consecuencia de su gran tamaño, los efectos de Irma son sentidos desde la provincia de Las Tunas (este) hasta la de Villa Clara (centro-oeste)" distantes de casi 400 km, agregó Pila, sin dar más detalles, luego de que las comunicaciones quedaran cortadas con varias localidades de esas regiones.

En Caibarien, principal ciudad de la costa norte de Villa Clara, un periodista de la AFP reportó la irrupción de violentas ráfagas que provocaban un ruido "ensordecedor". Los cerca de 40.000 habitantes de la ciudad permanecen enclaustrados en sus viviendas, en casa de amigos o en refugios abiertos por las autoridades.

La gobernadora de Camagüey, Isabel González Cárdenas confirmó a la televisión nacional la existencia de "daños importantes" en el norte y centro de la provincia, aunque no estuvo en condiciones de evaluarlos.

Destrozos y víctimas

Muchos vecinos y turistas más al este seguían tratando de recuperarse después de que la tormenta asolara algunos de los complejos tropicales más exclusivos del mundo, conocidos por su agua azul turquesa y su frondosa vegetación. Entre ellos estaban San Martín, San Bartolomé, Santo Tomás, Barbuda y Anguilla. 

Irma destrozó casas, tiendas, carreteras y escuelas. Provocó cortes de luz, de agua y de conexión telefónica; atrapó a miles de turistas y despojó a los árboles de sus hojas, dejando un inquietando paisaje de devastación salpicado de plazas de metal y madera rota. 

El viernes se reportaron saqueos y disparos en San Martín y se impuso un toque de queda en las Islas Vírgenes estadounidenses. Muchas de las víctimas de Irma huyeron de las islas en transbordadores y botes de pesca por temor al huracán José, una tormenta de categoría 4 con vientos de 240 km/h que podría castigar los mismos lugares este fin de semana. 

"No creo que se necesite un genio para saber que un daño adicional es inminente", dijo el inspector Frankie Thomas, de la Policía Real de Antigua y Barbuda. En Barbuda, una isla de coral que apenas sobresale 38 metros (125 pies) del nivel del mar, las autoridades ordenaron evacuar a sus 1.400 habitantes a la vecina Antigua. 

Once de las muertes se reportaron en San Martín y Bartolomé, cuatro en las Islas Vírgenes estadounidenses, cuatro en las Islas Vírgenes británicas, una en Anguilla y otra en Barbuda. Además, un surfista profesional de 16 años se ahogó el martes en Barbados cuando surfeaba grandes olas generadas por Irma.

Irma amenazaba con abrirse paso hacia el norte de un extremo a otro de Florida a partir del domingo por la mañana, en lo que muchos temían pudiera ser un impacto catastrófico. Los evacuados atascaron las autopistas interestatales de toda Florida y Georgia hasta Atlanta. Miami sigue en alerta máxima.

Fuente: Ámbito.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas