SEGUINOS

ECONOMIA

El Inym detectó e inutilizó yerba mate con estampillado incorrecto y no apta para el consumo

El Instituto Nacional de la Yerba Mate (Inym) inutilizó este martes un cargamento de yerba mate elaborada que fue intervenida por detectarse incorrecto estampillado y tras análisis realizados por el Ministerio de Salud Pública de Misiones, se evidenció también que no reunía las exigencias del Código Alimentario Argentino.

Se trata de 1.065 kilos de yerba mate elaborada que fueron interceptadas por personal del área de Fiscalización del Inym en el puesto de control Cuay Grande, ubicado sobre la Ruta Nacional 14 en cercanías de Santo Tomé (Corrientes). El producto, dispuesto en 213 bolsas de 5 kilos cada una, presentaba incorrecto estampillado (se verificaron estampillas de 1 kilo en bolsas de 5 kilos), razón la cual el cargamento fue intervenido, remitiendo muestras al Ministerio de Salud Pública de Misiones para el correspondiente análisis, cuyo resultado evidenció que no se ajustaba a los requerimientos del código Alimentario Argentino.

 

“El producto fue intervenido por el Inym por incorrecto estampillado, y como es de procedimiento habitual, se envió para análisis al Ministerio de Salud Pública de Misiones y como resultado surgió que no se ajusta al Código Alimentario Argentino, y en función al resultado obtenido, la autoridad alimentaria ordenó su destrucción”, explicó Esteban Aquino, responsable del área de Fiscalización de la institución yerbatera, al tiempo que indicó que “en otras oportunidades que se decomisó el producto y que resultó apto para consumo, el Directorio decidió donarlo, pero en este caso no fue factible” .

Por su parte, el bioquímico Pablo Capaccio, del área de División de Alimentos del Ministerio de Salud Pública, detalló que “al realizarse el análisis de calidad y microbiológico se observó un exceso de palo, ya que la norma indica que la yerba puede tener un límite de 35 por ciento y en este caso había un 55 por ciento de palo, y la presencia de indicadores de riesgo”, y enfatizó que “con el área de Fiscalización se están haciendo vigilancia con todas las marcas de yerba mate para asegurar la calidad del producto al consumidor, y aquellos que no cumplan serán incautados, decomisado e inutilizados”.

Calidad, el objetivo

El Inym viene trabajando con el Ministerio de Salud Pública de Misiones desde el año 2006, entendiendo que es este organismo la autoridad de aplicación de las normas bromatológicas. En ese marco, llevan adelante acciones que tienen como objetivo mejorar la calidad del producto yerba mate. Entre las actividades se destacan las de fiscalización, laboratorio y legislación, como el caso del mejoramiento del mecanismo de registros con la incorporación de presentación de manuales de buenas prácticas de manufactura (BPM) por parte de los establecimientos yerbateros; la incorporación al Código Alimentario Argentino del método de análisis de fibra cruda para determinar los componentes en yerba mate elaborada, y de nuevos productos como el caso de la “yerba mate para tereré” y “yerba con bajo contenido de polvo”.

En esa línea, a mediados de enero pasado el Inym donó al Ministerio de Salud Pública equipamiento de avanzada para realizar análisis de fibra bruta en muestras de yerba mate, o dicho de otra forma: para identificar hoja y palo en el polvo del producto alimenticio. El equipamiento entregado incluye un extractor de fibra cruda con capacidad de realizar 6 análisis en forma simultánea en un tiempo de 8 horas, eficientizando notablemente el trabajo, ya que con las herramientas hasta hoy disponibles sólo era factible un estudio diario; y se completa con un vibrador tamizador de 7 juegos zarandas.

Controles

La acción del Área de Fiscalización del Inym abarca controles de ruta, en conjunto con fuerzas de seguridad (Policía y Gendarmería Nacional), para verificar y fiscalizar el traslado de yerba mate en cualquier modalidad y la documentación que avala los mismos, y el control en dos puestos de control fijos, en forma continua y permanente, en la salida de la zona productora, en la provincia de Corrientes: Cuay (Santo Tomé) y Filadelfia (Ituzaingó).

Además, se efectúan inspecciones y notificaciones a operadores del sector yerbatero para verificar el cumplimiento de las normas vigentes, entre ellos el Convenio de Corresponsabilidad Gremial, y del precio de la materia prima. Estas tareas incluyen controles de documentación que respaldan los movimientos de yerba mate, en cualquier modalidad, controles de stock de materia prima, verificación con respecto a lo presentado en las declaraciones juradas, condiciones de recepción y acondicionamiento de materia prima, etc.

Asimismo se realizan en distintos puntos del país relevamientos en góndola de paquetes de yerba mate envasada a efectos de verificar el correcto y auténtico estampillado que respalda el pago de la Tasa de Inspección y Fiscalización, y relevamiento de marcas y precios de yerba mate elaborada.