SEGUINOS

POSADAS

El Iplyc irá a la Justicia por decisión de Convención posadeña

El Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado (Iplyc) accionará judicialmente contra el municipio de la ciudad de Posadas en caso que la Convención Constituyente se niegue a rever la sanción de la norma que establece el procedimiento para habilitar nuevas salas de juegos y fijar restricciones en cuanto al horario de los casinos de la capital provincial.

 Desde el Instituto consideran que la medida es inconstitucional ya que ésta es una facultad plena de la provincia, que delegó al IPLyC SE el contralor, explotación, manejo y administración de los juegos de azar y demás actividades conexas, complementarias y afines en todo el ámbito de Misiones, y por lo tanto constituye una facultad extraña para el Municipio de Posadas.




Aclaran que el Municipio tiene potestades para verificar las condiciones edilicias, ambientales y de salubridad de cualquier actividad económica que se desarrolle en su ámbito, no así en lo atinente a regular los juegos de azar, cuyo poder de policía por imperio de la ley es potestad del estado provincial.




De acuerdo al proyecto sancionado por la Constituyente, para habilitar una sala de juego se requiere de una audiencia pública, instancia que también excede la facultad del municipio.




El presidente del directorio del IPLyC SE, CPN Adolfo Safran, aseguró “que la última sala de juegos fue habilitada en Posadas en el año 2003, lo que también señala que la habilitación de salas no constituye una problemática recurrente”
Explicó que si bien estas normas no estarán vigentes hasta tanto se sancione la reforma de la Carta Orgánica de Posadas “generan un peligro inminente de conflicto de competencia de poderes y con particulares titulares de derechos, respecto de concesiones vigentes”, y aclaró que existen múltiples fallos coincidentes de los Superiores Tribunales de Justicia de diferentes provincias y de la Corte Suprema de la Nación que avalan lo señalado. 




Por otra parte, y atendiendo a la cuestión de fondo, el IPLYC ratifica la necesidad de regular la actividad del juego, porque de lo contrario, florece el juego clandestino que va acompañado de actividades delictivas, como la prostitución y las mesas de dinero, que no paga impuestos ni cánones al Estado, contrata al personal en negro, y menos aún combate la ludopatía, “y es por eso que vemos como países como Brasil y Paraguay -por ejemplo- están avanzando en la regulación del juego, en lugar de prohibirlo como lo hacían hasta hace un tiempo”.
 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas