SEGUINOS

REGIONALES

El joven misionero asesinado en Brasil estaba vinculado a un grupo mafioso de ese país

Silvio “Tata” Antúnez, cayó en la trampa que le tendieron los integrantes de un grupo mafioso al que estaba vinculado, le confirmaron a los familiares. Su muerte y la de su acompañante Martín Ríos habrìa sido decidida por esa banda de delincuentes. Es más, el “Tata” fue advertido varias veces de no mantener vínculos con esa mafia, calificada de “altamente peligrosa”. Pero desoyó las advertencias e igualmente viajó a la ciudad brasileña de Realeza donde iba a cambiar un millón de pesos argentinos por reales. Su acompañante Martín Ríos simplemente habría sido muerto por haber ido con él.

La muerte de ambos ya estaba decidida para que la banda se quedara con el dinero que llevaba Antúnez, sencillamente sin darle nada a cambio. 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas