SEGUINOS

El martes es el día clave para Aerolíneas

Ese día la Comisión Bicameral que analiza la situación de las empresas estatizadas recibirán el testimonio del presidente del directorio de AA, quien expondrá la postura del grupo Marsans. Se estima que esa será la última oportunidad para los españoles, que rechazan de plano la expropiación a la que pareciera encaminarse la situación.

Martes 18, 18 horas. Esos son el día D y la hora H, en la puja planteada entre el Estado nacional y el grupo español Marsans, que se define en el Congreso de la Nación, que juega un rol preponderante en esta discusión.

El tema está planteado así: los españoles defienden la tasación que hizo de Aerolíneas y Austral el banco Crédit Suisse, el cual fue rechazado de plano por el Gobierno nacional y el Parlamento, a través de la Bicameral de Seguimiento de las Privatizaciones que se ha encargado de estudiar el tema.

Los legisladores en cambio respaldan la valuación hecha por el Tribunal de tasación de la Nación, y todo esto lo han expuesto a través de la firma del dictamen aprobado el último jueves, sin la anuencia de la oposición, que directamente se ausentó al encuentro en el que el secretario de Transportes, Ricardo Jaime, defendió la postura del Gobierno nacional.

A estos fines ha sido invitado por la Bicameral para este martes el presidente del directorio de AA, Horacio Fragosi, quien expondrá la postura del grupo Marsans.

Los legisladores integrantes de la Bicameral que preside el bonaerense kirchnerista Mariano West consideran que esa será la última oportunidad para que la empresa defienda su postura.

Ellos igual ya tienen una postura tomada y es la de avalar el informe que le da a la empresa un valor negativo de $ 2.540.338.289. No es lo que los españoles piensan, obviamente. Basados en la estimación del banco Crédit Suisse, consideran que es de entre cero y 60 millones de dólares para Aerolíneas y de entre 330 y 450 millones de dólares para Austral.

¿Qué pasa si los españoles no concurren al Congreso? Da lo mismo que lo hagan y que sus argumentos no convenzan a la comisión. En ese caso avanzarán con una resolución sobre el destino de la empresa. Y lo que propios y extraños ven venir es la recomendación de avanzar en la expropiación.

En caso de que esto suceda, deberá existir un proyecto de ley que el Frente para la Victoria deberá defender en el Congreso. Y esa será ya otra historia.
Fuente: Elparlamentario

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas