SEGUINOS

POSADAS

El menor que entró con su auto en una escuela se negó a la alcoholemia

El adolescente que en la madrugada del viernes perdió el control de un automóvil e ingresó en una escuela tras derribar el muro perimetral, se negó a someterse al dosaje de sangre que hubiera determinado si consumió bebidas alcohólicas.

A las 1:15, el joven de 17 años, circulaba por la calle Polonia hacia el Este a alta velocidad en una Fiat Duna gasolero dominio ACC.435. Al llegar a la calle Santa Fe perdió el control del rodado, impactó contra un árbol y luego derribó el muro perimetral del Polivalente 9.


Voceros policiales dijeron que el rodado quedó destruido, mientras que su conductor sufrió algunos golpes y golpes en el rostro y las rodillas, lesiones que le demandarán unos diez días de curaciones.


El menor se negó a la extracción de sangre para establecer si había consumido bebidas alcohólicas, trascendió.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas