SEGUINOS

POSADAS

El misionero Iván Moschner, actúa y dirige con talento y versatilidad

Mientras ensaya en Buenos Aires para el estreno de “La Tempestad”, de William Shakespeare, que estrenará el 17 de mayo en el Teatro San Martín -de CABA, y en la que compartirá escenario con Malena Solda, Martín Slipak, Osqui Guzmán y Alexia Moyano- Iván Moschner sale de gira con “Los hombres vuelven al monte”, del chaqueño Fabián Díaz, que lo trajo a Misiones y parece escrita para él porque le cabe como si fuese un traje a medida.

Esto se comprueba mientras transcurre la puesta que presentó a sala llena en la Murga de la Estación, en Posadas, y también en Puerto Esperanza, por medio de la cogestión del Instituto Nacional de Teatro (INT) y el Ministerio de Derechos Humanos de Misiones.

La obra reconstruye la historia de un hijo que busca en el monte a su padre desaparecido, soportando el calor, el hambre y la sed hasta las últimas consecuencias. Es la historia de un héroe de Malvinas que se convierte en un bandido rural, escapando al monte para asaltar a los puesteros, cazar animales, incendiar pastizales.

 


Ante la pregunta si la obra fue escrita para él, por “lo bien que le queda ese papel”, Iván sonríe y responde negativamente. “Esta obra la podría hacer cualquier otro actor, aunque no como la hago yo, -aclara- por muchas razones, pero sobre todo porque soy una persona que va rompiendo sus propias estructuras. Es decir que cuando Fabián (Díaz) me habló del proyecto hace dos años me fascinó, y como estaba pensado para hacerlo de manera independiente, donde uno no gana un salario, entonces acepté el desafío y me dije `bueno, vamos tranquilos, con tiempo, metódicamente”.

Al finalizar “Los hombres…”, se realizó un conversatorio donde el actor habló con el público que presenció la obra en el galpón de la Murga de la Estación, con la coordinación de la técnica especialista en teatro, Lucía Véliz, convocada por el Instituto Nacional de Teatro.

“Me generó un replanteo”

 


“Los hombres vuelven al monte” le generó a este actor y director nacido en Puerto Piray, y radicado hace muchos años en Buenos Aires, un replanteo: “Estaba a punto de cumplir 50 años, pensé en qué estado estoy de mi profesión, de mi vida, qué quiero para lo que me resta hacia adelante, preguntas claves, y sin pretensiones, como estar volviendo porque en algún momento moriré, y justamente con esa conciencia de dónde estoy parado en este momento de mi vida, encaré la obra sin grandes expectativas.
Es decir que no me importaba tanto si gustaba o no, y resultó una muy buena obra”.

Moschner cree que incidió la sinceridad tanto suya, como la del autor y director, Fabián Díaz, la asistente de dirección, Naiquén Aranda, una joven que participó activamente en el proceso (estuvo con el actor en Posadas).

“Éramos tres que durante dos años nos veíamos dos veces por semana como en una isla de reposo de trabajo metódico, intenso; pero tranquilos, sin expectativas y maceramos mucho la obra”, que señala lo hace con placer; aunque admite que es un trabajo que le exige mucho actoralmente, física e intelectualmente.

“El Gobierno está haciendo desastres con la cultura”

Iván Moschner también se refirió a la actividad cultural en el país. “La cultura está siendo desguazada una vez más; por ejemplo desarmaron un Ballet Nacional de Danza, el Gobierno nacional está haciendo desastres con la cultura, y creo que es porque lo ven desde el punto de vista de los negocios, y la cultura no da ganancias económicas, no está para eso. Hay una industria de la cultura, pero es banal y la que podría generar ganancias.

Entonces la situación es preocupante. En el cine eliminaron los planes de fomento que había, y pienso que eso fue permitido de alguna manera por las endebles estructuras que dejó el gobierno anterior, porque si se hubiese hecho realmente un cambio de fondo, esto no hubiese pasado.

El macrismo en un mes destruyó muchas productoras porque eran estructuras muy débiles. Lo mismo pasó con los teatros; los que sobrevivieron es porque son estatales, hay una gran desocupación de empleados, y de actores, actrices, técnicos que la están peleando, ojalá con la organización de los trabajadores se logre frenar ese desguaze”, dijo.

El actor misionero también habló del empoderamiento del colectivo feminista. “Celebro que exista el 8M con el movimiento de mujeres Ni Una Menos que logró imponer en la agenda política que el aborto sea legal, libre y gratuito. Además desde el ángulo con el que se lo mira, porque acá la discusión no es aborto sí o no como si ese fuera ese el problema. No creo que a ninguna mujer le guste abortar; el problema es aborto legal o aborto clandestino”.

Agenda completa

El año de Iván Moschner está con agenda completa. Seguirá con “Los hombres vuelven al monte”; después trabajará en otra obra de teatro independiente, “Los días de la fragilidad”, del autor Andrés Gallina y dirigida por Fabián Díaz. Después con su grupo de teatro: Morena Cantero Juniors -que integra hace más de 20 años- está ensayando una obra que él dirige que se llama “La pesadilla de Jakc: la huelga general”, basada en un cuento de Jack London.

“En la segunda mitad del año además de “La Tempestad”, haremos “Teresa” en el Teatro Nacional Cervantes junto a Marilú Marini y dirigida por Alejandro Tantanián, y también voy a estar en una película que se llama “Manifiesto” que se filmará después de junio. Se refiere al manifiesto como acta revolucionaria del poeta francés Bretón -a quien voy a interpretar- con León Trotsky”, subrayó.

Fotografías: Patricia López Espínola

Descargar Semanario Seis Páginas