SEGUINOS

POSADAS

El nuevo Obispo de Oberá se despidió de la diócesis de San Justo

El obispo electo de Oberá, monseñor Damián Santiago Bitar, se despidió de su actual destino como obispo auxiliar de San Justo, en la catedral diocesana de la localidad bonaerense. “Me parece increíble, tener que partir hacia Misiones para tomar el báculo dejado tan repentinamente por el obispo Víctor (Arenhardt), fallecido el 17 de mayo, a tan solo 9 meses de la creación de la diócesis”, expresó.

“Si por unos instantes cierro los ojos, me parece ayer, cuando celebraba la santa misa en un pequeño pueblo de la diócesis de Villa María, colaborando con un párroco desde el Obispado. O recuerdo las palabras del Nuncio el 26 de septiembre de 2008 ‘el Santo Padre lo ha nombrado obispo auxiliar de San Justo’… En aquel momento los parientes y amigos festejaban, porque lo consideraron como un ascenso, un título, un cargo importante, pero yo no estaba muy alegre que digamos, ya que entre otras cosas, esto implicaba dejar después de 45 años, la tierra y diócesis natal, cercanía familiar, amigos, sacerdotes, seguridades humanas…y comenzar una nueva etapa en el Gran Buenos Aires. Territorio desconocido y temido por los habitantes del interior del país, entre los cuales me encontraba yo…”, así lo expresó



“Dios en su bondad me hizo ver que el llamado al ministerio apostólico era un llamado a la conversión, al discipulado-misionero, a superar tibiezas y mezquindades, a una mayor integridad de vida…y entonces, casi de golpe, se resignificaron palabras y enseñanzas, como las de Jesús: ‘El que quiera ser grande que se haga pequeño, el que quiera ser el primero que se haga el último, el servidor de todos’”, agregó.



El prelado recordó que “han pasado casi dos años…por un lado parecen dos días… por otro lado, un tiempo intenso, cargado de profundas y sencillas vivencias que considero regalos de la divina Providencia”. Y subrayó: “Por otra parte, me parece increíble, tener que partir hacia Misiones para tomar el báculo dejado tan repentinamente por el obispo Víctor (Arenhardt) , fallecido el 17 de mayo a tan solo 9 meses de la creación de la diócesis”.



Por último, “aunque no pueda saludar y abrazar a cada uno”, monseñor Bitar agradeció “vivamente la presencia, la oración, y el afecto” recibidos y pidió perdón al obispo y a los fieles “si no he sabido estar a la altura espiritual y pastoral que esta ‘hora’ de la Iglesia reclama”.+



Perfil de Monseñor Damián Bitar
    
Nació en Arroyo Cabral, provincia de Córdoba, el 12 de febrero de 1963; ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1987 por monseñor Alfredo Guillermo Disandro, obispo de Villa María; elegido obispo titular de Torre de Tamalleno y auxiliar de San Justo, el 4 de octubre de 2008 por Benedicto XVI; ordenado obispo el 8 de diciembre de 2008 en la catedral de la Inmaculada Concepción de Villa María. Asumió sus funciones el 21 de diciembre de 2008 y el 26 de octubre de 2010 fue trasladado como obispo de Oberá, sede de la que tomará posesión el próximo 4 de diciembre. (AICA)




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas