SEGUINOS

POSADAS

El nuevo orden económico, ¿está en el Sur?/ Por M.A.Thomas

Cabe analizar algunos acontecimientos dados en los últimos meses en nuestro alocado mundo, pero con una perspectiva desde el pasado no lejano con sus -ciclos o ondas-, que cada vez son más frecuentes, para ello cabe; algunas reflexiones y sus consecuencias, y la solución a la mismas esta en una mirada al sur del continente americano

PARTE I- REFLEXIONES
 EL NUEVO ORDEN ECONOMICO ESTA EN EL SUR?
 Cdor .Miguel Arturo THOMAS

 
Cabe analizar algunos acontecimientos dados en los últimos meses en nuestro alocado mundo, pero con una perspectiva desde el pasado no lejano con sus -ciclos o ondas-, que cada vez son más frecuentes, para ello cabe; algunas reflexiones y sus consecuencias, y la solución a la mismas esta en una mirada al sur del continente americano



 Hay que tener cuidado, con los nuevos maquillajes, para ello cabe mencionar algo que ha sido una realidad: ¿Qué pasa ahora en el contexto de una crisis de proporciones desconocidas desde 1929 ? Si bien no significa el derrumbe del sistema, parece abrir paso a una nueva metamorfosis del capitalismo, después del ciclo neoliberal y la hegemonía absoluta de Estados Unidos (cuya imposible restauración sellaron el fracaso en Irak y el desastre en Wall Street). Que los reacomodos sistémicos hayan empezado cuando apenas asistimos a las primeras escenas en el circo de los altibajos bursátiles, y faltan aún los efectos devastadores de la recesión, sugiere que la crisis sólo acelera procesos iniciados tiempo atrás. Si las potencias se preparan para integrar a los países emergentes a la (in)gobernabilidad económica mundial no es por altruismo, sino porque los necesitan; si los fanáticos del libre mercado ya tuvieron que pedir socorro al Estado, no es por una súbita convicción socialista, sino porque saben que, como en 1929, sólo el Estado puede salvar al capitalismo. Sin dejar de mencionar las distorsiones dadas a los pensadores económicos del pasado reciente, esa distorsión fue dada por el norte con sus recetas económicas del F.M.I., WAL STREET, ETC.ETC), llegando al extremo de interpretar a los 90 la gran solución en visión de “El neoliberalismo es una teoría de prácticas políticas económicas que proponen que el bienestar humano puede ser logrado mejor mediante la maximización de las libertades empresariales dentro de un marco institucional caracterizado por derechos de propiedad privada, libertad individual, mercados sin trabas, y libre comercio.



El papel del Estado es crear y preservar un marco institucional apropiado para tales prácticas. El Estado tiene que preocuparse, por ejemplo, de la calidad y la integridad del dinero. También debe establecer funciones militares, de defensa, policía y judiciales requeridas para asegurar los derechos de propiedad privada y apoyar mercados de libre funcionamiento. Además, si no existen mercados (en áreas como la educación, la atención sanitaria, o la contaminación del medioambiente) deben ser creados, si es necesario mediante la acción estatal, o bien mediante la transferencia al sector privado como se hizo en varios países, no solo europeos sino sudamericanos. Pero el Estado no debe aventurarse más allá de esas tareas. El intervencionismo del Estado en los mercados (una vez creados) debe limitarse a lo básico porque el Estado no puede posiblemente poseer suficiente información como para anticiparse a señales del mercado (precios) y porque poderosos intereses inevitablemente deformarán e influenciarán las intervenciones del Estado (particularmente en las democracias) para su propio beneficio.



 En síntesis, ello ha ocurrido, en el mundo en especial su mejor alumno ha sido el gobierno de los 90 de Carlos Menem en Argentina y de RAMON PUERTA en MISIONES
 
La creación de este sistema neoliberal ha involucrado mucha destrucción, no sólo de previos marcos y poderes institucionales (tales como la supuesta soberanía previa del Estado sobre los asuntos políticos-económicos) sino también de divisiones laborales, de relaciones sociales, provisiones de seguridad social, mezclas tecnológicas, modos de vida, apego a la tierra, costumbres sentimentales, formas de pensar, remate de los activos del pueblo, endeudamiento a través de los bancos, etc. Se justifica una cierta evaluación de los aspectos positivos y negativos de esta revolución neoliberal. En lo que sigue, por ello, esbozaré en algunos argumentos preliminares cómo comprender y evaluar esta transformación en el modo en el que trabaja el capitalismo global. Esto requiere que arrostremos las fuerzas, intereses, y agentes subyacentes que han impulsado esta revolución neoliberal con tan implacable intensidad. Para usar la retórica neoliberal contra ella misma, podemos preguntar razonablemente:
 
¿LO REAL DEL CAPITALIMO SALVAJE Y EL NUEVO ORDEN?
 
“Vienen años de bajo crecimiento económico por muy bien que salgan las excepcionales y en ocasiones insólitas medidas de política fiscal y monetaria que se han puesto en marcha. Vienen años dolorosos por la resaca del alto endeudamiento público y privado en el mundo rico. La buena noticia es que podemos evitar una recaída en la recesión. La mala es que no se puede hacer mucho más que eso”, asegura a modo de diagnóstico general.
 



La crisis va por barrios: “Estados Unidos está algo mejor que Europa; y la periferia de Europa peor que el centro. Y aún dentro de Europa, Grecia y algunos países del Este están peor que Irlanda y Portugal, y esos dos países tienen más problemas que España”, dispara.
 
Creo oportuno, resaltar que el MODELO ARGENTINO desde el año 2003 a esta parte, y la que vendrá de manos de la Presidenta, nos dará a los argentinos la posibilidad de cumplir nuestros sueños y anhelos, describir algunos de estas bondades, le dejo a Uds. Argentinos/as, cada uno será el verdadero juzgador, como dije en el SUR del continente Americano esta caminando el Nuevo Orden Económico de Distribución Social que lograra en los próximos años igualar desde abajo a arriba, hecho que también ocurre en nuestra Provincia, con la RENOVACION.



Espero misioneros que estas líneas, nos permitan mantener nuestra “memoria”, de lo ocurrido en nuestra casa misionera, que uds. nos juzguen, falta mucho por hacer, seguramente nos equivocamos, pero es por –tratar de hacer-.-
 



 



 



 



 



 



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas