SEGUINOS

POSADAS

El obispo Martorell, en la presentación del nuevo Nuncio Apostólico

El titular de la Diócesis de Puerto Iguazú, Marcelo Martorell, y más de cincuenta arzobispos y obispos, incluyendo dos cardenales, expresaron su adhesión al papa Benedicto XVI en la persona del nuevo nuncio apostólico, monseñor Emil Paul Tscherrig, con quien concelebraron la santa misa de presentación en la catedral metropolitana de Buenos Aires. Por mandato especial del sumo pontífice católico, el nuevo delegado papal impartió la bendición apostólica a todos los presentes y “al querido pueblo argentino”, como signo de comunión y unidad.

Antes de comenzar la misa, el presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, monseñor José María Arancedo, arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz, pronunció unas breves palabras de bienvenida. “Su persona -dijo dirigiéndose al nuncio- es la presencia del Santo Padre, principio de comunión. La Iglesia en la Argentina lo recibe. Esta es su casa”.



Concelebrantes
    
Acompañaron al nuncio en el altar los dos cardenales argentinos que residen en el país: Jorge Mario Bergoglio SJ, arzobispo de Buenos Aires y Primado de la Argentina, y Estanislao Esteban Karlic, arzobispo emérito de Paraná, más cincuenta obispos.




Arzobispos Luis Héctor Villalba (emérito de Tucumán), Fabriciano Sigampa (Resistencia), Alfonso Delgado (San Juan de Cuyo), José María Arancedo (Santa Fe de la Vera Cruz), Carlos José Ñáñez (Córdoba), Agustín Radrizzani SDB (Mercedes-Luján), Héctor Aguer (La Plata), José Luis Mollaghan (Rosario), Mario Antonio Cargnello (Salta), Juan Alberto Puiggari (Paraná), Andrés Stanovnik OFM Cap (Corrientes) y Alfredo Horacio Zecca (Tucumán).



Obispos Jorge Alcides Casaretto (emérito de San Isidro), Luis Teodorico Stöckler (emérito de Quilmes), Baldomero Carlos Martini (San Justo), Charbel Georges Merhi (eparca de los maronitas), Antonio Juan Baseotto C.ss.R, (obispo castrense emérito), Rubén Oscar Frassia (Avellaneda-Lanús), Alejandro Antonio Buccolini SDB (emérito de Río Gallegos), Roberto Rodríguez (La Rioja), Guillermo Rodríguez-Melgarejo (San Martín), Luis Armando Collazuol (Concordia), Sergio Alfredo Fenoy (San Miguel), Jorge Rubén Lugones SJ (Lomas de Zamora), Martín de Elizalde OSB (Nueve de Julio), Jorge Eduardo Lozano (Gualeguaychú), Carlos Franzini (Rafaela), Carlos Humberto Malfa (obispo de Chascomús), Joaquín Mariano Sucunza (auxiliar de Buenos Aires), Mario Poli (Santa Rosa), Ricardo Oscar Faifer (Goya), Oscar Sarlinga (Zárate-Campana), Antonio Marino( Mar del Plata), Eduardo Horacio García (auxiliar de Buenos Aires).



Obispos Adolfo Armando Uriona FDP (Añatuya), Eduardo María Taussig (San Rafael), Carlos José Tissera (Quilmes), Virginio Domingo Bressanelli SCJ (Neuquén), Raúl Martín (auxiliar de Buenos Aires), Marcelo Martorell (Puerto Iguazú), Abdo Arbach (exarca greco-melquita), Hugo Nicolás Barbaro (San Roque de Presidencia Roque Sáenz Peña), Santiago Olivera (Cruz del Eje), Sergio Osvaldo Buenanueva (auxiliar de Mendoza), Enrique Eguía Seguí (auxiliar de Buenos Aires), Ariel Edgardo Torrado Mosconi (auxiliar de Santiago del Estero), Luis Alberto Fernández (auxiliar de Buenos Aires) y Nicolás Baisi (auxiliar de La Plata).



Entre los cuarenta sacerdotes concelebrantes estaban, entre otros, monseñor Robert Murphy, secretario de la Nunciatura; monseñor Pedro Candia, administrador diocesano del Obispado Castrense; padre Aníbal Ernesto Fósbery OP, fundador y presidente de FASTA; los presbíteros Mariano Fazio, vicario para la Argentina de la Prelatura Personal del Opus Dei; Víctor Manuel Fernández, rector de la Universidad Católica Argentina; Jorge Oesterheld, responsable de prensa de la Conferencia Episcopal Argentina; Alejandro Daniel Giorgi, rector del Seminario Metropolitano (Villa Devoto); y Alejandro Gerardo Russo, rector de la catedral metropolitana.



El acompañamiento musical de la celebración estuvo a cargo del coro (un octeto) “Capilla Musical de San Ignacio”, de la parroquia San Ignacio de Loyola, con la dirección del Maestro Felipe Delsart.



Autoridades presentes
   
En representación del gobierno nacional estuvieron el secretario de Culto de la Nación, Guillermo Oliveri y el director general de Culto Católico, doctor Luis Saguier Fonrouge.



Asistieron, también, el director general de cultos de la ciudad de Buenos Aires, Alfredo Miguel Abriani; el director general de cultos de la provincia de Buenos Aires, Enrique Moltoni; el ex embajador en la Santa Sede, doctor Santiago de Estrada; el ex secretario de Culto, Norberto Padilla, y otras numerosas personalidades.



Bendición Apostólica
    
En el momento de la bendición final, monseñor Tscherrig anunció que por mandato especial del papa Benedicto XVI, impartiría la bendición apostólica a todos los presentes y “al querido pueblo argentino”, como signo de comunión y unidad.



Previamente todos cantaron el antiguo himno “Christus vincit”.



Al término de la celebración eucarística, el nuncio apostólico recibió los saludos de cada uno de los presentes, cardenales, obispos, sacerdotes y feligreses, lo que le insumió un tiempo considerable, porque sin demostrar cansancio, para cada uno tuvo breves y afables palabras de congratulación. (AICA)



 



 



 



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas