SEGUINOS

POLICIALES

El padre de un jugador de Garupá dice que sólo hubo un caso de abuso en inferiores de Independiente y que todo el escándalo es “política”

Y lamentó el escándalo mediático que llevó a que su hijo que visitó a la familia para Semana Santa, se encerrara en su casa, porque la pregunta obligada era a él y a su familia si había sido violado. Miguel Gómez explicó a Alcides Cruz, de “Enfoques de Garupá”, que tanto su hijo Facundo Gómez, como los demás chicos de las inferiores de Independiente declararon en Cámara Gesell, que no hubo un abuso generalizado.

Dijo que se trató de un solo caso, y que el chico habría caído en el engaño acuciado por la falta de dinero. “Hay papás que dejan a sus hijos en el Club y como se trata de Independiente, no le envían dinero”, conjeturó.

 

Manifestó que en cuanto se enteraron por los medios nacionales de lo sucedido “llamamos de inmediato, era medianoche, a nuestro hijo. Y él nos dijo que no ocurría nada, que no había sido víctima. También nos buscó tranquilizar el encargado de la pensión”.

Relató que “siempre estamos en contacto con mi hijo. Cualquier problemita que hay llaman a la mamá. Nos comunicamos”.

Gómez dijo que “es la justicia la que tiene que investigar. Ver qué sucedió. Y no hacer todo este escándalo como hicieron los medios. Y yo creo que es una cuestión de política, el enfrentamiento del Presidente (Mauricio Macri) con (Hugo) Moyano. Y no piensan en los chicos. Esto es un bajón para ellos. Te digo, mi hijo estuvo encerrado los cuatro días de Semana Santa y hasta a mí me hacían la pregunta, en la calle: ché tu hijo también fue violado?”, lamentó.