SEGUINOS

PROVINCIALES

El Pays, como precursor del proyecto de ley, celebró el dictamen para la Paridad Política entre Géneros

El bloque de diputados del Partido Agrario y Social dio el primer paso en la iniciativa de Paridad Política entre Géneros en el año 2015, cuando el entonces presidente del ese bloque, Héctor “Cacho” Bárbaro, junto a Myriam Duarte (ambos legisladores mandatos cumplidos), presentaron el Proyecto de Ley de Paridad Política Equitativa entre Géneros en la Legislatura Provincial.

Este martes, la Comisión de Asuntos Constitucionales, de los Derechos Humanos, Municipales y Juicio Político, presidido por la diputada Silvana Giménez (FR), aprobó el dictamen al Proyecto de Ley que busca la Paridad de Género en el ámbito Legislativo misionero. La iniciativa fue generada a partir de la conjunción de otros proyectos que fueron presentadas en los últimos años por diferentes bloques.
Se espera que la norma sea tratada y sancionada en breve, y de esa manera se implementaría a partir de las elecciones del 2019 para renovar parcialmente la Cámara de Representantes de Misiones.

Sociedad equilibrada, igualitaria y de pares

Las propuestas para que en las listas de candidaturas, para cargos legislativos, se compongan en un 50% por hombres y un 50% por mujeres, fueron impulsadas -luego del proyecto del Pays- por las diputadas Silvia Araceli Rojas (UNA), acompañada por Martín Sereno (actual presidente del bloque del Pays), María Losada, Ramón Velázquez (MC), y Javier Ratier Berrondo (Cambiemos); y otras iniciativas fueron presentadas por Ana Minder y Alba Nilsson (Cambiemos).

Parte de los argumentos del Proyecto de Ley de Paridad Política Equitativa entre Géneros en cargos electivos y/o representativos de la provincia, sostiene que actualmente el cupo del 30% es un piso, y se debe dar un salto para consolidar una sociedad equilibrada, igualitaria y entre pares.

El principio de paridad que implica que todas las listas de candidatos, tanto de titulares como de suplentes, se integrarán por la mitad de mujeres y la mitad por hombres, de manera secuencial y alternada.

Cuando se trate de nóminas u órganos impares la diferencia entre el total de hombres y mujeres, no podrá ser superior a uno.

“Celebramos este dictamen porque el principio de paridad, implica una participación igualitaria de mujeres y varones alternado, para que ambos tengan las mismas condiciones”, expresaron desde el bloque Agrario y Social.

 

Descargar Semanario Seis Páginas