SEGUINOS

POSADAS

El porcentaje de donación voluntaria alcanza el 23 por ciento en Misiones

Este lunes se recordó el Día Mundial del Donante de Sangre con el lema “Sangre joven para el mundo” y para ello se realizó una jornada de difusión comunitaria en la Plaza 9 de Julio de Posadas y actividades en otros puntos de la Provincia incentivando a la gente a realizar este acto solidario.

Durante la jornada de concientización ciudadana se realizaron actividades de promoción de la salud, culturales (títeres y música) y se procedió a colectar sangre entre los voluntarios que así manifestaron dicha decisión.
     
El Director del Banco de Sangre de la Provincia, Richard Malán, manifestó que “en Misiones han aumentado los porcentajes de donación voluntaria de sangre”, aunque aclaró que “debido a que aumentaron también las prestaciones, es necesario contar con más sangre”.
  
Malán recordó que “el Banco de Sangre es el soporte de los servicios de salud en la Provincia” y afirmó que “actualmente el porcentaje de donación voluntaria alcanza el 23 por ciento en Misiones”.  
     
La sangre se utiliza frecuentemente para varios fines como el tratamiento a mujeres con complicaciones del embarazo, como embarazo ectópico y hemorragias antes, durante y después del parto, y también a niños con anemia grave (provocada en muchos casos por la malaria o la malnutrición), a víctimas de accidentes y a pacientes sometidos a cirugía o que padecen cáncer.
      
Existe una necesidad constante de contar con un suministro regular de sangre debido a que ésta puede almacenarse sólo por un tiempo limitado antes de ser utilizada. La donación regular de sangre por parte de un número suficiente de personas sanas es necesaria para garantizar su disponibilidad en cualquier momento y lugar que se requiera.
     
La sangre es el regalo más precioso que una persona puede ofrecer a otra: es «el regalo de vida». La decisión de donarla puede salvar la vida de una persona, o incluso de varias si se separan sus componentes (eritrocitos, plaquetas y plasma), que pueden utilizarse individualmente para pacientes con determinados trastornos.



¿Qué sucede cuando donó sangre?
      
Si es la primera vez que dona sangre como si es usted donante regular, el servicio de sangre debe garantizar que la donación no le ocasione ningún daño. También ha de cerciorarse de que su sangre sea segura para la persona que la reciba.
    
Antes de donar sangre deberá contestar algunas preguntas sobre su historia médica, incluidos los medicamentos que esté tomando, y sobre su estado de salud y sus hábitos actuales. Estas preguntas tienen como único objeto salvaguardar su propia salud y la de la persona que reciba su sangre. Le informarán si está en condiciones de donar sangre y, en caso negativo, si puede ser donante en el futuro. Cualquier información personal que le soliciten será tratada de manera confidencial y no podrá ser utilizada para ningún otro
fin.
     
Es muy importante que comunique con sinceridad si existe algún motivo que le haga suponer que su sangre podría no ser apropiada. Si bien casi todas las unidades de sangre donadas son analizadas para descartar la presencia de infecciones transmisibles por transfusión, como VIH, hepatitis y sífilis, el análisis podría no detectar una infección muy reciente. Esto significa que, aunque el resultado fuera negativo para una infección dada, la sangre podría no obstante infectar al paciente que la reciba. Es por ello se que recomienda hacer la donación con total conciencia.
      
Su salud es muy importante para el servicio de transfusión sanguínea y no se le hará una extracción de sangre si no existe la plena seguridad de que está en condiciones de hacer una donación ese día. Donar sangre es muy sencillo; en general, la donación de sangre lleva sólo unos 10 minutos.
     
Tras descansar entre 10 y 15 minutos y tomar un refrigerio, estará en condiciones de retomar sus actividades habituales, aunque deberá evitar los esfuerzos intensos durante el resto del día. Asimismo, deberá beber abundante líquido durante las siguientes 24 horas.



Quiénes pueden donar sangre
    
Los especialistas en hemoterapia explican que para donar sangre es necesario ser mayor de edad, pesar más de 50 kilos, no haber padecido ni estar enfermo de hepatitis B, sífilis, mal de Chagas, VIH o brucelosis. Desde la cartera de sanitaria provincial detallaron los requisitos para donar sangre: concurrir con DNI; tener entre 18 y 65 años; no hace falta concurrir en ayuno, no obstante, antes de la donación no se deben consumir alimentos grasos ni lácteos (está permitido tomar bebidas azucaradas como té, café, mate o gaseosas).



Argentina será la sede del Encuentro Internacional sobre donación de sangre en 2011.
 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas