SEGUINOS

NACIONALES

El sector del transporte de larga distancia no pide subsidios “sino tener una empresa rentable”

El presidente de la Cámara Argentina del Transporte de Pasajeros, Néstor Carral, dijo en declaraciones exclusivas a C6Digital que el sector “no quiere competir con el avión” ya cubren otras necesidades. “Vamos vinculando a todos los pueblos de la Argentina con las grandes ciudades y el principal tema que tenemos es el costo del servicio público. Ya lo teníamos desde el gobierno anterior pero nunca lo pudimos incluir en la agenda”, afirmó. Según comentó, la principal problemática que tienen es la mano de obra y el precio del combustible.

“Con las devaluaciones que ha habido en dólares, del 50 por ciento, antes comprábamos un ómnibus en 8 millones de pesos y ahora en 12 millones. En gasoil, pagábamos 20 pesos en diciembre hoy lo estamos pagando en 35 pesos. Entonces, a nosotros se nos hace muy difícil bajar los costos”, apuntó.

Por eso pretenden sentarse en torno a una mesa de diálogo y debate con las autoridades nacionales. “Para ver cómo nos ayudan pero no estamos pidiendo subsidios -como lo dijo el ministro de Transporte, Guillermo Dietrich en declaraciones a la televisión porteña, observó-. Queremos tener una empresa que sea rentable de alguna manera pero para eso tenemos que trabajar en los costos. Pero parece que al sector no se lo considera como un servicio público”, insistió Carral.

Sostuvo, además, que el sector viene cumpliendo con las paritarias, tratando de mantener el pleno empleo.

Ver nota completa en el siguiente link

https://www.facebook.com/canalseisposadas/videos/1841793592554081/

Ante tarifas “depredatorias” de las low cost, acusan de  ”falta de política nacional” para el transporte

Ante tarifas “depredatorias” de las low cost, acusan de ”falta de política nacional” para el transporte

Porque para la Cámara Argentina del Transporte de Pasajeros, “no puede haber tarifa por debajo del costo” como plantean ahora las empresas low cost tras la desregulación tarifaria dispuesta por el Ministerio de Transporte de la Nación al eliminar el piso que regía para estas empresas. Su presidente Néstor Carral dice que se trata de “tarifas depredatorias” y mientras no se cumple con la regulación existente para el servicio aéreo, se mantiene sin variantes para el transporte terrestre de larga. “Si pudiéramos sentarnos a conversar con el ministro Guillermo Dietrich le plantearíamos la posibilidad de armar pool de empresas de manera de realizar los viajes con los ómnibus llenos. “Estamos obligados a realizar los viajes, sino nos infraccionan”, apunta tras señalar que hubo una caída del consumo –como en muchas otras actividades-, mientras que subieron los costos por aumentos en los combustibles y la devaluación del peso frente al dólar.

“Sin tener en cuenta impuestos, ni gastos administrativos, un viaje de Puerto Iguazú a Buenos Aires tiene 30 mil pesos de costo incluyendo peaje, andenes, viáticos y salarios. Un colectivo nuevo costaba en diciembre último, 430 mil dólares; después con el dólar a 19 pesos pasó a costar 8 millones y en la actualidad cuesta 12 millones. Porque hubo un 50% de aumento. Y si el empresario pretende financiar la compra tiene tasas de 40-50 y 60%. Ni hablemos del gasoil que subió un 43%”.

A esos costos, Carral suma también los altos costos del toque de andén que tienen las Terminales de Posadas y de Puerto Iguazú “las más caras del país”. Explica: “el toque de anden en Posadas es de 750 pesos –el 30% de un pasaje para un viaje de coche cama- y el de Puerto Iguazú 500 pesos cuando en las demás terminales del país el toque de andén oscila entre 80 y 100 pesos”.

La actividad se está haciendo “insostenible”

Carral apunta que ya venían tratando de asimilar los costos pero ahora “se nos está haciendo muy difícil. Porque a cada acción que nosotros intentamos para poder seguir cumpliendo el servicio público, tenemos aumentos de costos. A esa situación se sumará la eliminación de los mínimos para los pasajes de las low cost. Ya nos venían afectando porque nosotros vamos a todos los pueblos, a las ciudades de la Argentina a los que conectamos con las capitales.

“Estamos de acuerdo que tiene que haber un transporte multimodal. Pero si no se adoptan medidas serias y responsables de parte del poder concedente entendemos que se verán afectados los servicios de transporte”, acotó.

Advierte también que habría que realizar una presentación ante la Comisión Nacional de la Competencia porque se plantea una competencia “desleal” con tarifas depredatorias por parte de las low cost hacia el transporte terrestre de pasajeros. Recordó: “ya tuvimos un antecedente en la Argentina que se llamó Lapa, y sabemos cómo terminó”. Lo dijo en relación al accidente que se cobró la vida de 65 personas y provocó lesiones graves a otras 17, precipitando la quiebra de la firma.

“No puede haber tarifas por debajo de los costos”, insistió. La Cámara acusa de “falta de una política nacional” para la actividad, por lo que plantean la necesidad “de sentar en una misma mesa al ministro Dietrich y al Sindicato para analizar la transformación del servicio de larga distancia”.

Descargar Semanario Seis Páginas