SEGUINOS

POSADAS

El Senado convirtió en ley el 82% móvil, tras diez horas de debate

Fue 35 votos a favor y 35 en contra, con dos ausentes. Julio Cobos tuvo la responsabilidad de definir la sanción de la flamante norma en general. Su voto fue afirmativo

El proyecto de ley que aumenta las jubilaciones mínimas al 82 por ciento del salario mínimo, vital y móvil fue aprobado esta noche en general, luego de que el vicepresidente de la Nación, Julio Cobos, desempatara en favor
de la iniciativa impulsada por la oposición.



La situación es similar a la que se vivió el 18 de julio de 2008, cuando Cobos votó en contra del Gobierno para rechazar el aumento de las retenciones a las exportaciones de granos, conocida como la Resolución 125.



Por problemas técnicos con el tablero, los legisladores votaron por orden de apellido. Fue 35 votos a favor y 35 en contra, con dos ausentes, tras diez horas de discusión.



“Este es un voto por la equidad social y la sustentabilidad la vamos a encontrar con una profunda discusión”, afirmó el vicepresidente y titular de la Cámara Alta al fundamentar su voto.



Minutos antes de la votación, el jefe de la bancada kirchnerista, Miguel Ángel Pichetto, encargado del discurso de cierre, anticipó el resultado cuando se dirigió a Cobos y, en una escena similar a la de 2008, le dijo: “Usted va a tener que desempatar señor presidente”.



Los únicos ausentes en el recinto fueron el riojano Carlos Menem -que fue operado- y el catamarqueño Oscar Castillo, quienes con su ausencia impusieron una fuerte paridad entre el oficialismo y la oposición, pero se especulaba con la posible aparición del senador por Catamarca para desequilibrar.




El debate inició a las 13:57 del miércoles. El senador Alfredo Martínez, en su rol de miembro informante, fue el primero en tomar la palabra para explicar los alcances del proyecto que cuenta con el aval de todo el arco opositor.



“Este es un derecho de los jubilados para cubrir sus necesidades. Lo que ponemos en la ley es algo que la política no pudo resolver y sí lo hizo la justicia. Nosotros tenemos que subsanar este inconveniente”, indicó el legislador.



Además, recordó que hay más de 400 mil juicios contra la Anses y es necesario buscar los mecanismos de financiamiento para que los procesos de ajustes sean cobrados por los propios jubilados y no por sus sucesores.
 
El 82% móvil para las jubilaciones surgió como un mandato de la Corte Suprema, que al analizar un caso particular le solicitó al Gobierno que instrumente las medidas necesarias para aplicar el ajuste a todas las jubilaciones mínimas.



“En esto estamos todo de acuerdo, no pasa por acá el eje del debate. Nosotros consideramos que a partir del año que viene vamos a estar al frente de la gestión y por eso no vamos a cometer locuras”, ahondó el senador opositor.



“El Gobierno nacional estatizó las AFJP con un discurso de reivindicación de los derechos de los jubilados, sin embargo el dinero de la ANSES no ha sido destinado a las jubilaciones. El Gobierno no respeta los derechos humanos de los jubilados”, manifestó la Senadora del Peronismo Federal, Liliana Negre de Alonso.



El Gobierno se opone a la iniciativa porque, según sus convicciones, no cuenta con los recursos para financiar la medida. El propio Néstor Kirchner declaró que en pocos meses se podría fundir el Estado, en caso de que avance el proyecto.



El propio jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, había adelantado que la Presidente podría vetar la norma en caso de que esta tarde sea sancionada.
 
La posición oficial
El senador Eric Calcagno, del Frente para la Victoria, fue el encargado de sentar la posición oficial en el inicio del debate. Según indicó, el proyecto impulsado por la oposición plantea “otro sistema jubilatorio”, que es “contrario a todos los actores de la seguridad social”.  Además, dijo que es necesario especificar el financiamiento de la medida y no sólo marcar que será la Anses la encargada de costear la medida.



“Yo recomiendo su rechazo, porque la intencionalidad es política. La Argentina está en un sistema presidencialista, y la Presidente es la jefe política. Una decisión parlamentaria no puede gestionar los superávits. La oposición debe controlar, pero no compartir el Gobierno”, completó.  (Infobae.com)



 



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas