SEGUINOS

POSADAS

El Servicio Penitenciario Provincial contará con un Jardín Maternal

image_pdfimage_print

Comenzará a funcionar en poco tiempo. La obra en construcción está ubicada en el barrio Miguel Lanús de Posadas. Estará destinado a hijos/as del personal del Servicio Penitenciario Provincial e hijos/as de las internas que se encuentren alojadas en la Unidad Penal V “Instituto Correccional de Mujeres”.

La financiación de la obra es a través del Iprodha, en un 80 por ciento; mientras que el 20 por ciento restante lo realiza el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, a través del Programa “Primera Infancia”.

Este viernes se realizó una inspección ocular sobre el avance de la obra. En el lugar estuvieron presentes la directora general del SPP, Nilda E. Correa; el Inspector general José Luis Snaider; la subdirectora a cargo de la Dirección de la U.P. V “Instituto Correccional de Mujeres”, Graciela A. Mercado; la directora del Jardín Maternal “Manitos Celeste”, María de las Mercedes Rivas; en tanto que por el Ministerio de Desarrollo Social, la Mujer y la Juventud, lo hicieron la directora provincial de la Mujer, Romilda Dammer y la Jefa del área Silvia Danileyko; además del personal penitenciario e invitados especiales.

El proyecto se encuentra bajo la órbita del área Servicio Social para el personal penitenciario que cuenta con un calificado equipo interdisciplinario de profesionales (maestras jardineras, psicopedagogos, auxiliares, enfermeros, cheff, profesores de educación física, inglés, y contador público nacional que está al frente de la administración, etc.), quienes responden a la flamante directora María de las Mercedes Rivas, quien anticipó que “nuestro jardín maternal, una vez que comience a funcionar, contará con tres salitas”. La inscripción está reservada para hijos/as del personal penitenciario que estén comprendidos entre los 45 días y 3 años de edad y también para los hijos/as de las internas alojadas en el Correccional de Mujeres de 45 días a 2 años de edad.

La directora general de la fuerza de seguridad, Nilda E. Correa señaló que “este Jardín Maternal era un viejo anhelo de nuestra institución y surgió ante la demanda del personal penitenciario de contar con una guardería o Jardín, donde los niños puedan permanecer mientras su madre cumple su jornada laboral y donde los niños/as de las internas alojadas reciban -al igual que los demás niños- la estimulación y educación necesaria de acuerdo a su etapa evolutiva mientras las madres que se encuentran privadas de la libertad y les permitan realizar capacitaciones, talleres, o simplemente continuar con su educación formal en las escuelas especiales que funciona en el ámbito penitenciario”.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445