SEGUINOS

REGIONALES

El sindicato de petroleros de Brasil declara una huelga de 3 días

El sindicato de trabajadores petroleros de Brasil declaró una huelga de 72 horas a partir del próximo miércoles para pedir la renuncia del presidente de Petrobras, Pedro Parente, y el retiro de las Fuerzas Armadas de las refinerías de la compañía estatal de petróleo, principal eje de la crisis por aumento del gasoil que fue el disparador de la paralización de los camioneros.

La Federación Única de Petroleros (FUP) anunció en un comunicado que pedirá el cese de los aumentos en los combustibles y en la garrafa de gas, cuyos precios fueron liberalizados por la gestión de Parente, un hombre de confianza del expresidente Fernando Henrique Cardoso y aliado del actual mandatario, Michel Temer.

“La actual política de reajuste de los derivados del petróleo, que hizo que se dispararan los precios, generó una crisis sin precedentes y forma parte del mayor desmonte de la historia hecha hacia Petrobras. Los culpables son Parente y Temer”, dice la nota del sindicato.

La situación de huelga pone un interrogante más a la situación de Brasil, que este domingo registraba el séptimo día de desabastecimiento de alimentos y de combustible a raíz de una huelga de camioneros, tanto autónomos como entidades empresariales.

El presidente Temer firmó el sábado un decreto que autoriza al gobierno central a confiscar camiones para retirarlos del costado de las rutas y aplicó multas millonarias para las empresas transportistas, en el marco de una investigación contra 37 empresarios por llevar adelante un lock-out patronal y no apenas una huelga de trabajadores.

Parente se negó a revisar la política de precios implementada desde su llegada a Petrobras, que va atada al precio internacional de petróleo y el precio del dólar.

La gestión Parente redujo el plan de inversiones de la empresa que fue eje del escándalo de corrupción Lava Jato y puso a la venta cuatro refinerías y fábricas de fertilizantes. (ambito.com)

Descargar Semanario Seis Páginas