SEGUINOS

POSADAS

El taxista que buscaron durante más de siete horas estaba durmiendo

Tras seis horas de intensa búsqueda, la Policía pudo hallar el joven remisero que en la madrugada de este martes había desaparecido sin dejar rastros luego de reportar el descenso de un pasajero en Garupá. Las tareas de rastrillaje dieron sus frutos al filo de las 14.00 cuando un remís detectó el Fiat Uno, patente FDD-200, licencia 362, estacionado en la intersección de las calles Montecarlo y Bianchi, en uno de los vértices del terreno donde se levanta la Residencia Oficial del Gobernador.

El misterio y la incertidumbre sobre la suerte corrida por el joven conductor Daniel Alvez (26) iba en aumento, ya que el coche apareció con las puertas destrabadas y la llave de contacto puesta. En el Fiat no faltaba nada pero el trabajador del volante no respondía los llamados que los policías realizaban a su celular.



Los vecinos dijeron haber visto el auto cerca de las 9.00, pero uno de los patrulleros afectados a la custodia de la Residencia pasó varias veces por el lugar y recién lo habría detectado pasadas las 11.00.



La investigación de los policías permitió establecer que a una cuadra del lugar residía una hermana de Alvez -el joven vive en el barrio A4- y una patrulla se dirigió al lugar en busca de información. Media hora más tarde los oficiales retornaron con Alvez sentado en el asiento trasero del patrullero, con los ojos aún hinchados por el profundo y prolongado sueño.



El muchacho, que solía cubrir los francos de otros choferes de la empresa San Rafael, habría dicho que a la madrugada se sentía muy cansado y decidió ir a dormir en la casa de su hermana sin reportar a la base de la empresa de taxis y remises.



El chofer quedará imputado de una causa contravencional, debido a que por su negligencia se movilizó todo el aparato policial.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas