SEGUINOS

POSADAS

El voto electrónico, tan cerca y tan lejos aún

El domingo último se realizaron las elecciones presidenciales en Brasil, y por más que Dilma Rousseff, la candidata del actual presidente Lula Da Silva, haya obtenido el mayor porcentaje de votos, no le alcanzó para ganar en una primera instancia y tendrá que ir a una segunda vuelta con el socialdemócrata José Serra. Pero no fueron los resultados el tema que se analizó en el programa /6p, emitido por /c6 y Canal 21 de Cablevisión, sino el sistema de votación que utilizaron los 135 millones de brasileños: el voto electrónico. En el envío televisivo se dio a conocer el funcionamiento de este mecanismo y las ventajas que posee. Entre los beneficios que brinda, se observó el bajo costo que implica desplegar este tipo de sistema electoral, ya que no se deben imprimir tantos números de boletas.

La transparencia de sus resultados es otra ventaja que presenta porque no se asocia el voto con el votante y además, su software de seguridad es tan seguro que si alguien intenta “hackear” los resultados, la máquina deja de funcionar y los datos que fueron cargados hasta ese momento, se guardan automáticamente. Las urnas electrónicas sólo se habilitan ese día.


Como ventajas a futuro, se podría mencionar que no se efectuarán actas de impugnación, son menos escuelas habilitadas, mesas y gente afectada al trabajo, más efectividad de la misma máquina porque puede contener a más votantes.


Pero como uno de los principales beneficios que ofrece es la rapidez en la que se obtienen los resultados. “Se pueden conocer casi en ese mismo momento en que se termina de votar quienes son los que ganaron, hay mucha efectividad”, agregó Gabriela Neis durante el programa televisivo conducido por Jorge Kurrle El procedimiento de votación es el siguiente: el ciudadano presenta su documento de identidad, el presidente de mesa digita el número en la micro terminal, la urna electrónica es habilitada para recibir el voto, el elector ingresa al cuarto oscuro y digita el número de la lista que vota, aparece así el nombre del partido o alianza, la foto del candidato y otros datos, el elector presiona la tecla “confirma”. El sistema permite corregir, anular y votar en blanco. El presidente de mesa cierra el proceso. Después se totalizan los votos, se imprime una copia del boletín de urna y se graba en una tarjeta. Los datos se inscriben  y graban en un dispositivo que se envía para un rápido procesamiento de la información.


Asimismo, existen dos tipos diferentes de voto electrónico. Uno es el remoto, con el cual se emiten los votos a través de cualquier dispositivo (ordenador, teléfono móvil, conexión a Internet). Se utilizan en los canales de televisión, cuando por medio de un celular se marca un código y se vota. La segunda opción es el voto electrónico presencial, a través de la emisión de votos desde terminales de electrónicos de votación situados en los colegios electorales.


 


 


 


 


 


 


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas