SEGUINOS

POSADAS

Empezó la cosecha de duraznos en Misiones

En Misiones maduran los primeros duraznos del país, lo que la posiciona para ingresar a los mercados antes que cualquier zona productora. Muchos recuerdan la época en que se enviaba la fruta en avión a Buenos Aires. Pero hoy en día la superficie cultivada disminuyó, y quedan pocos productores que venden en el mercado central `provincial o en sus propias chacras.

Pedro Ibachuta, un colono de Cerro Azul, describió que en la zona “estamos produciendo bien. Tenemos frutas grandes y de buen color, pero sobre todo, tenemos un producto de buena calidad. Esto se da como consecuencia del buen tiempo que acompañó en la época de floración y del trabajo intenso que realizamos en la quinta con el cuidado de las plantas”, dijo.



Cerca de sus plantaciones, Teresa Kraus, también se dedica a plantar duraznos. “En estos momento estamos en plena cosecha y embalaje de los frutos”, contó y agregó que la cosecha “debe realizarse a la mañanita bien temprano, porque más tarde, el calor provoca que las frutas se aplasten entre sí y se machuquen”.



Tanto Kraus como Ibachuta son dos productores referentes de Cerro Azul, que vienen trabajando junto a los técnicos del Inta, quienes realizan las sugerencias necesarias  para que la tarea en la chacra sea rentable.



“Estamos viendo que algunos colonos venden frutas de tamaños muy pequeños o verdes, sin color,  desabridas. Eso no es aceptable porque termina perjudicando a aquellos que realizan un buen trabajo y pelean por un precio justo”, señaló Ibachuta.



Para que en esta época los duraznos lleguen a un tamaño y calidad adecuada para la venta, el productor debió realizar  en tiempo y forma los trabajos de manejo del cultivo.



Kraus se mostró preocupada porque hay quienes no hacen el trabajo correspondiente y envían al mercado frutas de mala calidad que los perjudica en los precios de venta.



“El productor que vende una fruta de mala calidad está vendiendo más barato y en consecuencia, está tirando el precio para abajo. Y, se sabe que una vez que el precio baja es difícil hacerlo subir otra vez. Para vender durazno de calidad hay que trabajar todo el año en la quinta, realizar las podas y los cuidados sanitarios correspondientes”,  advirtió.



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas