SEGUINOS

POSADAS

Emprender 2010: “para llegar al éxito, es necesario conservar un poco de ingenuidad”

Marcelo Salas Martínez, junto a sus dos hermanos, es el dueño de la compañía “Café Martínez” – elaboradores, importadores y distribuidores del producto – y llegó a la Tierra Colorada en el marco del encuentro de jóvenes empresarios “Emprender 2010” que se realizará en Posadas este viernes 1ero y sábado 2 de octubre. “Hay que despertar ese espíritu juvenil que tenemos, porque no se trata de la edad que uno tiene, sino de la cantidad de sueños que perseguimos”, destacó el emprendedor durante una entrevista desarrollada en el programa /6p, conducido por Jorge Kurrle y emitido por /c6 y Canal 21 de Cablevisión. En este sentido, explicó que la clave para lograr el éxito en emprendimientos se encuentra en el amor brindado por los seres queridos, porque desde ese vínculo se construye la energía suficiente para ser constantes y perseverantes en el trabajo diario.

Martínez expresó que “Café Martínez” está próximo a cumplir 80 años de vigencia. De 1933 al 1975 la empresa estuvo en manos de su abuelo, después pasó a su socio hasta 1990, pero desde ese año hasta ahora los hermanos que se apellidan como la marca que promocionan lograron comprar las acciones del socio de su abuelo. Desde ese momento, se pusieron como objetivo impulsar el negocio hacia un mercado internacional. Para ello, empezaron por potenciar la marca “Martínez”, ya que anteriormente así se denominaba la empresa pero ofrecían otra línea de café.


“Instalamos 5 sucursales, después comenzaron las franquicias y ahora ya tenemos 70 sucursales, estamos entrando al mercado más masivo poniendo nuestro producto en los supermercados, tenemos sucursales abiertas en Chile, Uruguay, también en España”, recalcó.


En este sentido, comentó que continúan pensando en expandirse hacia Centroamérica, después más hacia el norte y a Brasil consideran llegar “más adelante”.


El empresario consideró que el emprendedor debe pensar siempre en fijar la mirada hacia adelante en cada decisión que tome, la cual es un “pasito” de avance que da para mejorar su comercio. Asimismo, señaló que el argentino tiene un grave problema de planificación, porque “somos buenos en la improvisación y en corto plazo, pero en el momento de planificar no acordamos”, indicó.


El hombre, además, es psicólogo y por más que no ejerza su profesión, observó que la psicología buscar crear ciertos espacios en la mente, y como tal él dentro de su empresa genera espacios de trabajo y de cooperación para que el emprendimiento continúe obteniendo los resultados que registra.


Por otra parte, manifestó que sí existe la suerte en el mercado empresarial, pero hay que saber sembrarla. “Con bondad, con lo bueno que uno hace y te vuelve, con eso se obtiene buena suerte. Porque si no trabajás la suerte no sirve de nada, siempre está bien pedir pero hay que dar mucho también”, agregó.


Dijo que prefiere tener un buen equipo de trabajadores que saber exactamente hacia qué rumbo se dirige porque “a veces te subís al colectivo y tenés que dar algunos giros en el camino que se te hacen difíciles, pero si vas con buena gente eso se soporta”, recalcó. También subrayó que es necesario conservar la ingenuidad, entendida como ese sentimiento que vuelve predispuesto al empresario a seguir aprendiendo.


“Uno ve esos brillitos en el ojos de quienes son del interior o del exterior porque están dispuestos a seguir creciendo, buscar cosas buenas y aprender, pero los porteños fuimos perdiendo un poco eso, y no es bueno”, apuntó.


 


 


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas