SEGUINOS

POSADAS

Emsa detuvo la usina de Oberá para colocar silenciadores

El domingo se detuvo por completo la operación de la usina térmica de Oberá para la instalación de los silenciadores adquiridos por Electricidad de Misiones SA. La paralización durará hasta tanto se culminen con las pruebas y el mantenimiento de los equipos, anunciaron desde la empresa. La instalación de los silenciadores se inició recién este domingo por precisas indicaciones de la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico Nacional (CAMMESA), que antes de esta fecha ordenó el funcionamiento a pleno de las centrales térmicas de todo el país, incluidas las ubicadas en las localidades de Oberá y Posadas.

La compra de los silenciadores demandó una importante inversión por parte de Emsa, que así responde a un viejo reclamo de los vecinos de la planta, la que por su naturaleza, produce ruidos al momento de su operación.


Por otro lado, recordaron que la planta comenzó a operar a fines de la década del 80 en terrenos entonces habilitados como zona industrial, en los que no había barrios residenciales.


El crecimiento poblacional de la localidad determinó la ocupación de los espacios aledaños a la planta en forma sostenida, por lo que el presidente de la prestataria, Héctor López Ricci, ordenó la inversión necesaria para resolver los inconvenientes surgidos por esta convivencia industrial y residencial.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *