SEGUINOS

POSADAS

Emsa puso en marcha plan de asistencia para regularizar conexiones clandestinas

Una de sus principales funciones es la regularización de la situación de las familias carecientes que cuentan con conexiones clandestinas, además de programas de información, capacitación y ayuda a la comunidad.

Electricidad de Misiones SA ya cuenta con un Área de Responsabilidad Social Empresaria (RSE), cuyas principales acciones y metas para el 2008 están vinculadas a una serie de programas y proyectos socio comunitarios que tienen como meta el beneficio directo de la sociedad civil mediante la información, la participación y la articulación de programas conjuntos.


El PROSIC, Programas Sociales con Intervención Comunitaria, será el ámbito desde el que se implementarán las distintas actividades.


“En una sociedad democrática, las políticas públicas tienen la responsabilidad primera de garantizar a todos los ciudadanos sus derechos. Pero la colaboración de las empresas privadas como EMSA, que tiene capitales del Estado Provincial, es clave. La responsabilidad social empresaria cristaliza una alianza estratégica entre políticas públicas activas con rostro humano y una sociedad civil movilizada y comprometida en estos programas, simplemente porque se siente parte”, expresó el presidente de Electricidad de Misiones, Héctor López Ricci.


 


Como primer paso en el amplio abanico de metas de la gestión, el área inició un profundo trabajo comunitario para regularizar conexiones precarias y/o clandestinas en diversos barrios de la Posadas y Garupá (Belén, Aeroclub, Cruz del Sur, Ñu Porá, Santa Clara, etc), con la finalidad de acotar y disminuir al máximo situaciones que conllevan peligro e inseguridad para las familias involucradas, además de posibilitar una Tarifa de Inclusión Social que sea accesible para los interesados y que les restituya en forma inmediata el derecho al acceso a los servicios públicos esenciales con calidad y seguridad.


 


La mayoría de los usuarios pertenece a hogares con alta vulnerabilidad social y accedían al servicio eléctrico mediante conexiones clandestinas, es decir que estaban “enganchados” al tendido.


El trabajo previo a la regularización incluye visitas a los barrios y diagnósticos socioeconómicos, además de una tarea de concientización sobre los beneficios de contar con energía en forma regular y legal, y la necesidad de aplicar hábitos de manipulación segura y ahorro que repercuten en la facturación y en la economía familiar.


 


Las próximas intervenciones previstas se centrarán en las escuelas de las distintas localidades misioneras, en las que se brindarán cursos y charlas gratuitas sobre la energía eléctrica.


Estas intervenciones comunitarias en el ámbito escolar tendrán el objetivo de aportar material y conocimientos técnicos para que alumnos, padres y docentes puedan trabajar conceptos y temas vinculados a la seguridad, señalizaciones, generación, transporte y distribución de la electricidad; uso racional de la energía, entre otros.


 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas