SEGUINOS

NACIONALES

En agosto, el productor definió el 21,5% del precio de góndola de los productos agropecuarios

La brecha de valores entre origen y destino bajó 6% en el mes, según el informe de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came). En promedio, el consumidor pagó 5,53 veces más de lo que recibió el productor en la puerta de su campo. La manzana, la pera, el pimiento y el zapallito fueron los alimentos con más desigualdad. El huevo, la cebolla, el repollo y la frutilla, los de menos.

-La brecha de precios entre lo que pagó el consumidor y lo que recibió el productor por los productos agropecuarios bajó 6% en agosto, alcanzando una diferencia de 5,53 veces para el promedio de los productos relevados.

-La mejora en la desigualdad del mes estuvo ampliamente determinada por el progreso en los desembolsos al productor, impulsados por la volatilidad económica y cambiaria que llevó a mucho de ellos a limitar el envío de mercadería a la góndola hasta que haya un panorama más claro.

-Los datos surgen del Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) que elabora el sector de Economías Regionales de CAME en base a importes diarios online de los principales supermercados del país, más de 500 precios de verdulerías y mercados para cada alimento, y costos de origen de las principales zonas productoras que releva un equipo de 35 encuestadores.

-En agosto, el IPOD agrícola alcanzó un valor de 5,96 veces, 6,1% menos que en julio, cortando así seis meses consecutivos de alzas.

-El IPOD ganadero en tanto, bajó 4,3%, ubicándose en 3,81 veces, manteniéndose desde hace cuatro meses en cifras relativamente similares.

-Los alimentos con mayores brechas en agosto fueron: la pera, donde el precio se multiplicó por 10,3 veces desde que salió del campo, la manzana roja con una repetición de 8,3 veces, el pimiento (8,2), el zapallito (8,1) y la naranja (7,9 veces).

-Los productos con menores desigualdades, en tanto, fueron: el huevo, el consumidor pagó apenas 2,3 veces más de lo que recibió el productor, la frutilla (2,7), el repollo (2,8) y la cebolla, 2,9 veces.

-El mayor aumento en la disparidad durante el mes, lo tuvo el pimiento rojo que duplicó su diferencia de 4 veces en julio a 8,2 veces en agosto.

-Las importantes caídas en las brechas del mes se dieron en mandarina, naranja y zanahoria, donde bajaron de 11 veces en julio a 7,9 veces en el caso de naranja y de 11 a 7,8 en la zanahoria.

Con la mejora en la diferencia, la participación promedio del productor en el precio final de los productos subió levemente, de 21,2% en julio a 21,5% en agosto.

-Aunque los importes promedio no lo reflejen, la crisis económica generó mucha volatilidad en los valores agropecuarios, muchos productores perdieron los precios de referencia y mostraban altas brechas entre ellos mismos.

Variación de la brecha

Las variaciones más destacadas este mes ocurrieron en:

-Zanahoria: la diferencia bajó 29,5% veces después de haber subido 90% veces en julio. Así pasó de 5,81 en junio, a 11,04 en julio y 7,8 veces en agosto. La variación la explica toda la mejora en los desembolsos al productor. Los costos de origen subieron en todas las provincias relevadas, siendo los productores de Mendoza los de mayor aumento, con una mejora de 53,8%, seguido por Tucumán con el 47,7% y Santa Fe con 18,5%. Proporcionalmente, aunque Mendoza registró el progreso más importante, sigue siendo el distrito donde menos se le paga al cosechador de zanahoria, porque es el lugar del país con mayor producción. Según explican los agricultores mendocinos, con la volatilidad del dólar no hubo precios de referencia en el mes, y algunos productores directamente dejaron de vender para evitar posibles pérdidas a futuro.

-Pimiento: la desigualdad subió 105,1% de 4 veces en julio a 8,2 en agosto. La mayor parte del impacto de ese incremento la recibió el consumidor que vio aumentar los importes 116,3%. Hubo poca mercadería en góndola que explica la escala de precios.

-Mandarina: la disparidad de esa fruta descendió 45,8% de 8,9 veces en julio a 4,8 veces en agosto. La principal causa de ese progreso se debe al crecimiento de 87,6% en los costos de origen, especialmente en la provincia de Entre Ríos, que es la principal zona productora. Los valores de origen venían muy por debajo de los importes habituales por problemas climáticos que generaron alimentos de baja calidad y en poca cantidad. En la medida que se fueron resolviendo esas dificultades, los valores están volviendo a los que deberían ser, estabilizándose en cifras de mayor competitividad para el productor.

-Naranja: la desproporción disminuyó 28,1% de 11 veces a 7,9 veces. La mejora ocurrió por el ascenso de 38% en los pagos al cosechador.

En resumen, de los 25 productos analizados, en 8 se registraron subas en las brechas y en 17 caídas. A su vez, en 8 elementos se registraron descensos en los precios al productor y en 17, aumentos.


El IPOD es un indicador elaborado por el sector de Economías Regionales de CAME para medir las distorsiones que suelen multiplicar por varias veces el precio de origen de muchos alimentos agropecuarios en el recorrido desde que salen del campo y hasta que llegan al consumidor. Esas diferencias son muy dispares según producto, región, tipo de comercio y época del año.

En general, las desigualdades están determinadas por un conjunto de comportamientos, algunos especulativos de diversos actores del mercado, básicamente de las grandes cadenas de supermercados que se abusan de su posición dominante, y otros son factores comunes como la estacionalidad, que afecta a algunos alimentos en algunas épocas del año, o los costos de almacenamiento y transporte.

Metodología del IPOD

El Índice de Precios en Origen y Destino (IPOD) comenzó a realizarse en agosto de 2015 como una herramienta para conocer las diferencias en el precio que se pagan por algunos productos alimentarios en el campo y en el mercado de consumo.

El relevamiento para elaborar el IPOD de agosto se realizó en la segunda quincena del mes, con una cobertura geográfica nacional.

Para obtener los valores de destino se relevan más de 500 precios de cada producto en la Ciudad de Buenos Aires, Provincia de Buenos Aires, Corrientes, Córdoba, Entre Ríos, Santa Fe, Mendoza, Salta, San Juan y Santa Cruz. El estudio se complementó además con un monitoreo diario de los importes online de las principales cadenas de hipermercados.

Para obtener los costos de origen, se consultaron telefónicamente a 10 productores de cada alimento localizados en las principales zonas cosechadoras de cada uno de esos alimentos.

A través del IPOD se busca conocer la variación en el nivel de valores en dos momentos de la etapa de comercialización de un producto alimenticio. Estas etapas son:

– Precio de Origen: Desembolso que se le paga al productor

– Precio de Destino: Importe del producto en góndola

Así, la diferencia de Precio Origen-Destino indica la cantidad de veces que aumenta el valor del producto al comercializarse en góndola.

Descargar Semanario Seis Páginas