SEGUINOS

POSADAS

En Corrientes, detuvieron a “Gusano” Menocchio por el crimen de un terrateniente

Con un despliegue sorpresivo, la Policía de Corrientes detuvo nuevamente al principal acusado del crimen del empresario Claudio Nozzi, que se encontraba con una abogada. Ahora está sospechado de tener vinculaciones con el asesinato del estanciero Manuel Rosseo y una docente jubilada en Castelli, provincia del Chaco. Por esos homicidios había sido atrapado un ex policía de Corrientes.

Menocchio imputado por el asesinato del cineasta Claudio Nozzi, recuperó la libertad en mayo de 2009. Pero sorpresivamente en la noche del martes en la capital correntina Luis Raúl Menocchio fue detenido por estar seriamente comprometido con los asesinatos del mayor terrateniente del Chaco, Manuel Rosseo y una docente jubilada en la localidad de Castelli.




Fuentes policiales informaron que la detención se produjo, alrededor de las 20, en un procedimiento realizado por la Policía del Chaco en forma conjunta con personal de seguridad de Co-rrientes en las inmediaciones de un hotel céntrico.
La investigación que realizaban desde la vecina provincia los condujo a Menoc-chio que se mostró sorprendido por el operativo.




Estaba acompañado por una mujer, que sería abogada, que también fue demorada. Ambos fueron trasladados a una dependencia policial. Allí se comenzaron a efectuar los trámites para llevar al detenido a Juan Jo-sé Castelli donde está radicada la causa. Allí deberá de-clarar ante el juez que en-tiende en el caso y dar cuenta de sus movimientos antes y después de que se conociera el crimen de Rosseo.




Cabe recordar que el 15 de mayo de 2009 la Justicia correntina dispuso la excarcelación de Luis Menocchio tras permanecer detenido 4 años, 2 meses y 4 días en la Unidad Penal Nº 6 de San Cayetano. Para salir en libertad le exigieron poner en garantía $70.000 y Menoc-chio presentó una moto BMW valuada en unos 30 mil dólares.




El imputado tenía prohibido salir de la provincia y existía una cláusula que es-tablecía que el primer lunes de cada mes tenía que presentarse en la Cámara del Crimen Nº1.




Estaba acusado de ser el autor de la muerte del cineasta Claudio Nozzi, quien fuera asesinado el 7 de marzo de 2005 en el interior del lujoso yate Trasulag II, el mismo día en que abandonó el Hotel de Turismo de la ciudad de Corrientes para instalarse en el navío cerca de Itatí.



El crimen
Manuel Rosseo era dueño de una estancia de 250 mil hectáreas que le había comprado a Jorge Born en los ‘70. Vivía como un peón rural. El y una mujer fueron torturados y asesinados.



El cuerpo de Rosseo, de 75 años, fue hallado el jueves 13 de enero en una habitación de su vivienda de Castelli, una localidad situada a 300 kilómetros de Resistencia.



Fue golpeado y luego asfixiado con una bolsa de plástico que le pusieron en la cabeza. En condiciones similares estaba el cadáver de Nelly Bartolomé (73), una docente jubilada que vivía con él.



Los crímenes se habrían cometido en la misma mañana, por dos o más personas que no tuvieron mayores dificultades en ingresar a la casa. La vivienda es una construcción vieja, pequeña y modesta (como cualquiera de esa zona), sin mayores medidas de seguridad.



Rosseo había nacido en 1935 en Roma. Creció en una granja junto a sus padres y tres hermanos. La miseria y los traumas heredados de la Segunda Guerra lo obligaron a emigrar hacia la Argentina cuando tenía 20 años. En Buenos Aires lo esperaba su hermano mayor, Luis, con quien montó un emprendimiento textil que creció rápidamente. A principios de los ‘70, se convirtieron en los propietarios inmobiliarios más importantes del Chaco, al vender su fábrica para comprarle a Jorge Born la estancia “La Fidelidad”, ubicada en el NO de la provincia.



 



Fuente: www.el-litoral.com.ar



 



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas