SEGUINOS

Sin categoría

En Corrientes, miles de devotos se congregaron para honrar a la Virgen de Itatí

Miles de fieles devotos de la Virgen de Itatí celebraron este sábado el 111º aniversario de su coronación pontificia. Desde el municipio correntino estimaron que los visitantes superaron los 200 mil. Hubo procesión náutica y luego una Misa central, presidida por el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnick.

La fe en la Virgen congregó a los devotos en la Basílica de Itatí. Algunos, como los tradicionales pueblos marianos de San Cosme, Itá Ibaté, Caá Catí y San Luis del Palmar, vieron partir sus fieles en peregrinación desde el jueves en caballos, vehículos y carretas. Lo hicieron también peregrinos en bicicleta desde Monte Caseros y Entre Ríos.


Otros llegaron desde los sitios más remotos de Argentina. Ushuaia, Bariloche, Mendoza, Buenos Aires y el norte del país parecieron no quedar tan lejos por tratarse de visitar la Virgen Morena, en el 111º aniversario de su coronación pontificia.


Desde primera hora de la mañana se celebraron misas cada hora y media en la Basílica. Luego, a las 10.30, la imagen fue transportada en hombros de oficiales de la Prefectura hasta la vera del rio Paraná, donde la esperaba una lancha de Prefectura para embarcarla e ir al encuentro de la Virgen de Caá Cupé. Bajo un fuerte operativo policial, el recorrido de la imagen fue celebrado por los miles de fieles colmados por la emociónque la saludaban con banderas, vivas y cánticos, y pedían su bendición.


Algunos pudieron acompañar el recorrido en lanchas particulares, que estaban dispuestas a llevar a los pasajeros que pudieran pagar la travesía por el Paraná, y vivenciar así el encuentro de las dos imágenes más de cerca. La mayoría, desde la costa, se agolpaba bien cerca del agua para no perderse la majestuosa navegación.


Tras el encuentro, las imágenes regresaron a tierra, y se desplazaron acompañadas de la multitud para reunirse en procesión con las imágenes peregrinas que las esperaban. San Antonio y San Luis Rey de Francia, con los peregrinos que atravesaron cientos de kilómetros para reunirse con la Virgen, marcharon alrededor de la Plaza principal de Itatí hasta la Basílica, que ya tenía su explanada principal colmada de fieles.


Con canciones y agitar de banderas los devotos rogaban que el clima, que hasta ese mediodía había acompañado la celebración, contuviera la lluvia y el viento un poco más. Se recordaba mientras tanto parte de la historia de la celebración y las características especiales de esta Virgen morena.


Relataban, ante la multitud expectante, que el 16 de julio de 1900, la imagen de la Virgen de Itatí fue coronada por voluntad el Papa León XIII y fue entronizada con el nombre de Reina del Paraná y reina del Amor. Se recordó también que los peregrinos sostienen la tradición de visitar su Casa, en la Basílica de Itatí, desde hacen 111 años. La imagen, que mide 1.27 metros, está tallada en timbó y el rostro en nogal; y toma su nombre de la lengua guaraní: “Itá”, roca, y “Tí “, blanca, (piedra blanca).


El viento preanunciaba el temporal, mientras llegaba al palco oficial la comitiva de funcionarios encabezada por el gobernador Ricardo Colombi. Lo acompañaron el vicegobernador Pedro Braillard Poccard, el intendente de la ciudad de Corrientes, Camau Espínola, y funcionarios de sendos ejecutivos.


Con la llegada de la Virgen a la Basílica, dio inicio la misa central, oficiada por el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnick, quien en su homilía pidió a los representantes políticos “más energía para defender los valores tradicionales”.


Mientras tanto, la lluvia llegó finalmente, provocando una desconcentración de la masiva presencia de fieles, algunos ya dispuestos a volver a sus ciudades de origen. El tránsito por las calles de tierra, que conducían a la avenida principal de Itatí, no alcanzaban a contener a los peregrinos, que habiendo cumplido con su promesa, buscaban ahora reparo del temporal y apuraban el paso para llegar a los cientos de colectivos de larga distancia, minibuses y vehículos que los transportarían de nuevo hasta sus hogares.


La celebración sin embargo se extendería hasta las 19 , con una última Misa del día presidida por el Superior de la Obra Don Orione, padre Omar Cadenini, tras lo cual se realizarían la procesión de antorchas y clausura de los festejos en honor a la Santísima Virgen de Itatí, Patrona del Litoral. (momarandu.com)



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.