SEGUINOS

POSADAS

En dos años sería habilitado el Casino Hotel Oberá

A buen ritmo avanzan las obras del hotel que la empresa Casinos de Misiones S.A. construye en la ciudad de Oberá, como parte de la ampliación del plazo de la concesión otorgada por el Instituto Provincial de Lotería y Casinos Sociedad del Estado. Se trata de una edificación de cuatro mil metros cuadrados que se inició en noviembre de 2009 y que, se estima, culminará definitivamente en dos años. El jueves, el presidente del directorio del Instituto, Adolfo Safran y los propietarios del emprendimiento, Ximena y Ulises Intra, recorrieron la estructura de lo que serán los diez pisos del edificio, el más alto de la zona Centro.

Safran confió que ésta es la tercera y última etapa de la obra prevista que tiene que desarrollar Casinos de Misiones S.A. y que ya se concluyó la parte que corresponde a los cines, “conforme al plan de trabajo que la empresa presentó en el 2006 cuando hizo la propuesta y solicitó la ampliación del plazo de la concesión del Casino a cambio de esta inversión que es importante y millonaria, que dejará a Oberá una oferta de servicios importante”.



Agregó que se trata de una cifra millonaria “que cambia todos los meses por el efecto de la inflación, por lo que cifra definitiva se conocerá el año que viene cuando esté la obra concluida”.



El funcionario recordó que cuando se sancionó la Ley Nº 2306, “que permitía a los casinos a hacer obras de infraestructura turística, lo que se buscaba era generar oferta turística, por ejemplo, con construcción de hoteles que tanta falta hacen en Misiones”.



Dijo que dentro del contrato de concesión Casinos de Misiones S.A. “está cumpliendo con los plazos que había solicitado en su momento, por lo que estamos conformes. Ellos la ejecutan y la administrarán en forma independiente”.



Respecto a la modificación inicial que sufriera la obra, Safran señaló que “si se continuaba con el proyecto inicial sería mucho más atractiva porque la idea era levantar una mayor cantidad de pisos, con una iluminación especial en la terraza, haciendo alusión a que el nombre de Oberá hace referencia a una ciudad que brilla. Eso no se pudo dar por condiciones que excedían a lo que podía hacer tanto el IPLyC SE o Casinos de Misiones”.
 
En un 90 por ciento



El ingeniero Milton Cichanowski explicó que “estamos trabajando en la estructura del edificio y tenemos un avance en un 90 por ciento. En breve se empezará con los trabajos de mampostería, cierre de la construcción, instalación eléctrica y las terminaciones”.



Añadió el hotel, emplazado sobre avenida Sarmiento y Salta, tendrá una capacidad para 40 habitaciones -entre cuatro y cinco por piso- además de una suite que abarca una planta entera. Contará con un elevador de servicios y dos ascensores vidriados para que los huéspedes puedan apreciar el colorido paisaje que rodea al lugar.



Indicó que si bien las habitaciones estarán equipadas como un hotel cinco estrellas debido a la falta de espacios verdes no cumplirá completamente con la categoría. Los pisos serán de porcelanato importado y entablonado de incienso de la zona.



Para evitar un mayor consumo de energía en el aire acondicionado, se utilizará un doble vidrio para aislar la sensación térmica interna, mientras que el sistema de cortinado colaborará para aplacar la entrada de calor.



Están próximas a habilitarse dos salas de cine con capacidad para 180 butacas que podrán ser utilizadas por el público en general.



Presentan un sistema de cortinas ignífugo, fabricadas en Austria.
 
De primerísimo nivel



En el primer piso se ubicaran las oficinas, gimnasio y desayunadores, como complemento del área gastronómica.



En el segundo y tercer piso se levantarán cuatro habitaciones dobles y dos simples; desde el cuarto hasta el séptimo, cinco habitaciones. En el octavo piso se desarrollará la suite principal de 180 metros cuadrados con jacuzzi para dos personas, sauna y ducha escocesa, entre otras comodidades. En el noveno se reiterarán cinco habitaciones. También se prevé una habitación para personas con capacidades diferentes. Todas ellas poseen sanitarios construidos en porcelanato y mármol, y bañera individual a diferencia de la suite.



El décimo piso se completará con la terraza donde habrá una piscina, dos saunas con vista panorámica, solarium y spa, a fin de cubrir las necesidades del hotel que, además, contará con un amplio salón de fiestas, dos escaleras de emergencia y cocheras en el subsuelo.



 



 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas