SEGUINOS

POSADAS

“En el 2018 se va a crecer, salvo que pase un cisne negro”, advierte especialista

El contador público y magister en gestión de empresas cooperativas Guillermo Kanss dio un panorama de la economía del país y las perspectivas para el año venidero en el cierre de año de la Asociación Misionera de Marketing. La entidad señaló en la oportunidad que lo hacía señalando los logros alcanzados y los nuevos desafíos, en una cena para socios e invitados. Fue en esa ocasión en la que Knass señaló que se crecerá “salvo que pase un ´cisne negro´ -eufemismo para denominar una hecatombe-“.

Hizo notar asimismo que “nosotros dependemos mucho de la situación económica internacional y eso es una debilidad que tiene la Argentina. Esperemos que Estados Unidos siga teniendo sus tasas bajas (Tasa FET), la realidad que si siguen teniendo una inflación creciente, lo que va a pasar es que van a subir la tasa y nosotros vamos a tener problemas”. Agregó que “estamos entrando en un déficit comercial muy peligroso, con tasas bajar nos estamos endeudando mucho en dólares. Y si la deuda es grande y las tasas suben, es más lo que vamos a tener que pagar”. 

Y puntualizó que el cargo de presidente del Banco Central es más importante que cualquier ministro de Economía. “Su trabajo es preservar el valor de la moneda. Es un trabajo día a día. No hay soluciones mágicas. Se va aplicando un gradualismo, que se enfríe tanto que en algún momento se pueda bajar la tasa y se pueda corregir en el tiempo”.

Puntualizó que "de acuerdo a las estimaciones, si va todo normal, en 2018 se va a crecer salvo que pase un cisne negro – se denomina a una hecatombe-, la inflación va a seguir bajando. Y se deben hacer tres cosas para mejorar: recuperar la competitividad, tener energía –hoy importamos- y la tercera es la inversión, generar oportunidades de negocio”.

Jubilaciones

Abordó asimismo el tema del debate actual: las jubilaciones. "Argentina  está en el Bono Demográfico, lo que significa que desde el año ´90 y hasta el 2030 “el país tiene la mayor proporción de población entre los 15 y 59 años (es el bono demográfico), es lo mejor que puede tener un país en materia de recursos humanos. Si hoy tenemos problemas con el sistema previsional, imagínense en el 2030 cuando se termine el bono demográfico y pasemos de tener mayor proporción de población que adulta. El bono es potencial, lo que se tiene que hacer es que esa gente sea productiva y aporte”.  

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas