SEGUINOS

POSADAS

En el Centro del Conocimiento exhibirán obras de fotógrafo premiado

Desde el martes 15, en las salas del Centro de Arte y Comunicación del Centro del Conocimiento, el público podrá disfrutar de “Culturas”, una selección de imágenes del fotógrafo Steve McCurry, quien saltó a la fama al publicar la imagen de una niña afgana de ojos verdes en la portada de National Geographic en 1984. La muestra se mantendrá en exposición hasta el 24 de abril. La entrada será libre y gratuita.

La fotografía de la niña afgana de ojos verdes y otras tantas memorables pertenecen a la lente del estadounidense Steve McCurry, quien ha recibido numerosos galardones por su trabajo en distintas partes del mundo.



Su toma más famosa, capturada en un campo de refugiados en Pakistán, y diferentes imágenes tomadas a lo largo de su carrera podrán observarse en las salas del Centro de Arte y Comunicación del Centro del Conocimiento, a partir del martes 15 de marzo. Esta muestra de nivel internacional hace un recorrido por distintos momentos de la labor de McCurry, desde sus primeras incursiones en países como la India y Afganistán hasta sus últimos trabajos en Irak y otros estados de Medio Oriente.



A través de impresionantes figuras, el público podrá observar a las personas y sus modos de vida en estas naciones. El fotógrafo siempre enfocó su lente sobre la gente, sus rostros y expresiones “Si sabes esperar, la gente se olvidará de tu cámara y entonces su alma saldrá a la luz”, afirma el mismo McCurry.



De esta manera, el Centro de Arte y Comunicación del Centro del Conocimiento inicia la Temporada 2011 con una exposición que ya ha visitado los grandes museos y centros culturales del mundo.



“Culturas” se mantendrá hasta el domingo 24 de abril y podrá ser visitada de martes a viernes en el horario de 8 a 18 hs.; sábados, domingos y feriados de  15 a 20 hs. Entrada libre y gratuita.



Steve McCurry



Nació en Philadelphia en 1.950. Se graduó con los más altos honores en la Facultad de Artes y Arquitectura en la Universidad del Estado de Pennsylvania, con un “cum laude” en Cinematografía e Historia. Se lo considera uno de los mejores fotógrafos del mundo.



Después de trabajar en un periódico durante dos años, se marchó hacia la India. Lugar donde adquirió una importante experiencia.



Steve McCurry empezó a trabajar en Afganistán después de la invasión rusa en 1979. Alcanzó un punto decisivo su carrera en el año 1980 cuando, encubierto en
vestimenta nativa, cruzó la frontera con Pakistán en el Afganistán controlado por los rebeldes, antes de la invasión soviética. Cuando salió de Afganistán tenía los rollos de película cosidos a la ropa.



McCurry presentó, por primera vez, imágenes horribles de la zona devastada por la guerra.



Sus fotografías se publicaron en todo el mundo y demostraron el conflicto
que allí había. Su valor para entrar y capturar estas estampas fue recompensado con la Medalla de oro de Robert Capa al Mejor Reportaje Fotográfico del extranjero, un premio dedicado a fotógrafos que exponen un coraje excepcional y dedicación a su profesión.



Colaborador habitual de National Geographic y de numerosas publicaciones fotográficas, el reconocimiento le llegó de la mano de su mejor imagen. Fue en 1984 cuando realizó la toma: el rostro de una muchacha afgana en el
campamento de refugiados de Nasir Bagh en Peshawar (Pakistán). Los ojos de la chica dieron la vuelta al mundo en la que fue la portada más famosa de National Geographic.



Desde entonces, McCurry cubrió numerosas áreas de conflictos, tanto
internacionales como civiles; incluyendo la tensión entre Irán e Irak, la desintegración
de la antigua Yugoslavia, conflictos en Beirut, Camboya, las Islas Filipinas, la guerra del Golfo Pérsico, Birmania, Yemen, Cachemira y Afganistán, entre otros.



“La mayor parte de mis fotos están conectadas con la gente de esas tierras,” dice
McCurry. “Busco el momento indefenso del alma en su esencia cuando esta echa una
mirada hacia fuera, es como un experimento grabado sobre la cara de una persona”. Él no se describe como fotógrafo de la guerra, se centra en la realidad humana de ésta, demostrando lo que impresiona un paisaje y una cara humana.



McCurry tuvo a la muerte bastante cerca. Arrestado y encadenado en Pakistán,
ahogado hasta el desmayo en Eslovenia y la India, abatido en la India también por las muchedumbres entusiastas y con un intento de asesinato por un majadeen.



Ganó parte de las concesiones más altas del fotoperiodismo y es miembro de la prestigiosa agencia Magnum Photos desde 1986. Es el receptor de numerosos premios, incluidos Magazín Fotógrafo del Año, el primer premio de World Press Photo Contest recibido dos veces y una Olivier Rebbot Memorial Award.



Su trabajo más resonante en la última década tuvo que ver con su país de origen. Cercano a las Torres Gemelas de Nueva York cuando fueron atentadas, McCurry se apresuró a la zona cero, captando conmovedoras imágenes de la injusticia, el dolor y el apoyo de los neoyorquinos en este día trascendental. En la actualidad, realiza trabajos  que se centran en los templos de Angkor Wat, Yemen, Camboya y Kabul.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas