SEGUINOS

POSADAS

En el lugar: fundación trabaja para asistir y contener a niños y adolescentes en situación de calle

El equipo de C6Digital se dirigió hasta la calle Hipólito Irigoyen donde funciona la fundación Tupá Rendá, la cual tiene dos hogares: uno para niñas y chicos pequeños y otro sólo de varones. Buscan prepararlos para la vida e inculcarles valores desde distintas perspectiva. La presidenta Eusebia “Neni” Valdéz, comentó que “todos están escolarizados, tienen sus actividades y están asistidos clínicamente. Tenemos un guardería con diez bebés menores de un año”.

En  ese sentido, aseguró que “tenemos la responsabilidad de mantener dos casas convivenciales con 18 chicos que viven con nosotros hasta los 17 años”. Dijo que para hacer frente a la inflación y los gastos que genera mantener ambos hogares “recibimos una ayuda del Estado y de la gente que se acerca siempre a hacer donaciones”.

Al respecto, explicó que cuando las personas dejan de usar algo, puede donarlo a la Fundación y allí se encargan de arreglar y venderlo a precios bajos. “El dinero se usa para dar contención a todos estos niños que no pueden ser asistidos por una familia”, añadió.

El próximo 8, 9 y 10 de mayo, se realizará el evento la Venta de Usados o Ñemú Porá, de 17 a 21, en el salón de la iglesia Stella Maris, ubicado entre la calle Santa Fe y la avenida Santa Fe. “Tenemos las donaciones distribuidas en diferentes lugares. El próximo lunes estaremos recibiendo allí desde las 14 todo lo que puedan acercar y el martes lo haremos desde las 8. Un mundo mejor es posible, pero la cuestión está en que cada uno haga lo que tiene hacer”, explicó.

Recalcó que con la ayuda del Estado y otros organismos se cubre el 40% de los gastos y el resto “es gracias la providencia. La gente trae muchas donaciones. Tenemos voluntarios que dan una mano. Cuando vemos que la comida se está por vencer avisamos a gente de diferentes barrios porque la comida no se tira, se redistribuye”.

Sobre las adopciones, subrayó que “el problema es que en el registro de adoptantes hay familias que quieren niños y en los hogares hay niños que quieren familia. Tenemos que ayudar para que esto funcione. El espíritu de la ley es lo mejor para los niños. Hay veces que se hace una lectura muy simplificada. Hay que dejar en claro que a veces el dinero no es lo importante para mantener un hijo”.

Descargar Semanario Seis Páginas