SEGUINOS

POSADAS

En el lugar: pretenden que el Código de Nocturnidad incluya a todos los jóvenes posadeños

image_pdfimage_print

El equipo periodístico de C6Digital dialogó con diferentes actores que tienen una participación activa en la discusión por la reforma del Código de Nocturnidad de Posadas. En el centro de la escena están los adolescentes de entre 16 y 18 años que suelen concurrir a boliches y pubs. La concejal Natalia Giménez remarcó que “recibimos a dueños de locales bailables para escucharlos. Nos entregaron un documento con algunos puntos que resaltaron. La intención es incluir a todos los sectores”.

Añadió “planteamos a los empresarios que la noche de Posadas no sólo tiene que ver los boliches, hay muchas cosas más. Queremos que se abran clubes en los barrios y que existan más propuestas artísticas”. En el 2017 se aprobó una ordenanza que luego fue vetada por el Ejecutivo municipal que además remitió un nuevo proyecto para que los concejales lo traten en el 2018. Ahora los ediles comenzaron con el tratamiento para terminar de dar forma al Código.

Giménez señaló que según los dueños de boliches y pubs hay unos 15 mil jóvenes que concurren a locales bailables “y la ciudad tiene muchísimos más jóvenes que tal vez prefieren otra opción y a ellos tenemos que contemplarlos. Hay que tener un criterio un poco más amplio”.

Respecto a las fiestas clandestinas, advirtió que “nos preocupan mucho porque se están expandiendo. El código debe contemplar a los barrios posadeños. La norma debe incluir a todos y se la debe pensar así. Hay que entender cómo se vive la nocturnidad en Posadas”.

El dueño de un conocido boliche posadeño, Jimmy López, comentó que “hay ánimo de avanzar sobre este proyecto que beneficiará a toda la sociedad. Presentamos cuatro puntos que queremos anexar. Uno consiste en la posibilidad de que los menores de 18 años puedan ingresar a los locales con autorización de los padres pero sin la posibilidad de consumir alcohol”.

A su vez, recordó que durante el 2017 en su local se implementaron matinés que terminaron fracasando porque “lamentablemente si no hay alcohol, a los chicos no les interesa. Es crudo, pero esa es la realidad”.

López destacó que hay entre 11 y 13 empresarios dueños de locales los cuales “estamos unidos para llegar a un buen puerto”. Afirmó que otro de los puntos presentados tiene que ver con el horario de cierre. “A las 6 cerramos pero sucede que en invierno a esa hora todavía no está oscuro y es peligroso que la juventud salga a la calle, queremos modificar eso”, detalló.

Otro empresario, “Cacho” Casariego, manifestó que “al evitar que los jóvenes vayan a los boliches, se juntan en ámbitos privados y consumen alcohol sin control y las consecuencias no son buenas porque es imposible saber qué pasa en esas reuniones”.

Agregó que “nosotros contamos con policías y personal de seguridad, lo que no existe en esas fiesta clandestinas”.

Semanario Seis Páginas
Semanario Seis Páginas 445