SEGUINOS

POSADAS

En el lugar: vecinos de la chacra 239 aseguran que viven “tapados por el mal olor y el agua”

El equipo de C6Digital se dirigió hasta la chacra 239, en la intersección de las calles 117 y 108, a escasos metros de la avenida 115. Allí los vecinos sufren los constantes desbordes del arroyo La Chancha. “Cada vez que hay una tormenta se inunda todo. Tenemos letrinas, animales con sarna y chicos enfermos, no podemos seguir así”, recalcó una habitante del barrio, Jovita Cabañas.

Añadió que “hace unos años este arroyo se llevó una vida. Cortamos por 11 días la ruta y luego levantamos la protesta porque nos ofrecieron un acta de acuerdo para solucionar la cuestión en 30 días, cosas que no sucedió. Están trabajando para hacer los arreglos, pero cada vez que llueve nos inundamos igual”.

A su vez, señaló que el objetivo siempre fue el de la relocalización. “Somos 24 las familias afectadas. Sabemos que hay una solución pero no sé por qué no aparece. Se minimiza las necesidades que tenemos”, añadió.

Explicó que “estamos en abril y seguimos esperando los arreglos. De seis meses a un año dijeron que tardarían y ya pasaron cinco y todo sigue igual”.

Otra vecina, Patricia Morales, señaló “el agua arrasa con todo. Los chicos tienen problemas en la piel y no comen bien. La pared está muy deteriorada por las inundaciones. Estoy cansada de vivir así. Mi hija está por cumplir 10 años y cuando tenga 15 quiere tener un lindo lugar para hacerle una fiesta. Hace nueve años que vivo en una boca de tormenta”.

Al ser consultado sobre el tema, el Defensor del Pueblo, Alberto Penayo, explicó que “estamos trabajando. Hay cuestiones burocráticas como la del trámite para lograr el ampliar el presupuesto y hacer las modificaciones en ese tramo”.

Afirmó que “ellos están dentro de la lista del Iprodha por estar en el cauce de un arroyo pero es imposible otorgarle una vivienda ya. Todo lleva su tiempo”.