SEGUINOS

POSADAS

En el mundo, la temperatura ha subido casi al doble en los últimos 50 años

Si se la compara con el comportamiento observado en los últimos 100 años. Si bien en el cambio climático influyen las causas naturales de variación del clima, los estudios y las advertencias se centran en los cambios producidos por la actividad humana. Los cambios producidos y la expectación por lo que vendrá, en el Semanario /6p en su Edición Nº 118




Pero también en cuestión de cambio climático debería diferenciarse cuando ocurre en los países industrializados, hoy aquejados por una de as crisis más graves de los últimos tiempos, de cuando sucede en las naciones emergentes. Y las distorsiones producidas a partir de organizaciones ambientalistas presuntamente apartidarias que, en realidad, han sido funcionales a las grandes industrias contaminantes, como la de los hidrocarburos, distrayendo la atención local e internacional en torno de episodios menores. Pero fundamentalmente pretenden impedir el desarrollo en las naciones periféricas descalificando el uso de recursos que, en el fondo, consideran suyos los países del Norte.



 



En la segunda mitad de junio, del 20 al 22, en Río de Janeiro, Brasil, se reunirá la Cumbre de la Tierra, conmemorando los 20 años de aquella primera convención realizada en la misma ex capital carioca, donde prácticamente se acuñó el término desarrollo sustentable Que sirvió de un alerta y llamados a la conciencia en el uso de los recursos, pero que, en realidad, fracasó estrepitosamente en términos concretos.  Las naciones más contaminadoras del planeta como los Estados Unidos se apartaron de los compromisos internacionales como el de Kyoto, en tanto que tampoco mantenían la palabra empeñada la mayoría de los países de la Europa Occidental, dejando que avanzara el efecto invernadero a nivel mundial.



 



Ninguna “paz verde” apareció para poner el grito en el cielo. En cambio sí los greenpeace se manifestaron toda vez que las naciones en vías en desarrollo acometían actividades destinadas al uso de sus recursos naturales, generando una gran confusión en el público respecto de lo realmente perjudicial de lo meramente desarrollista.



 



Puede decirse que con ellos, también, se perdió una oportunidad histórica de que la sociedad civil contara con organizaciones no gubernamentales confiables que canalizaran una participación ciudadana contributiva.



 



Aún así, más allá de esos menoscabos y manipulaciones, hay todavía una línea fresca de buenas intenciones, hallables en la escuela, en los adolescentes, en los jóvenes que han crecido  planteándose interrogantes en torno del medio ambiente.  Y en lo adultos que, en lugar de dejarse llevar por la moda, prefieren la reflexión personal, la consulta en fuente de reconocido prestigio técnico y científico.





 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas