SEGUINOS

POSADAS

En Eldorado, chicos de un barrio recibieron útiles, ropa y zapatillas

En el marco del evento “A las clases digamos presente todos”, más de 250 niños, además de los adultos del barrio Roulet de Eldorado fueron beneficiarios de diversos objetos para el inicio del ciclo lectivo 2011. En el centro comunitario de la zona se realizó la entrega de los objetos en el contexto de una fiesta organizada para los niños del lugar. El evento fue organizado por el área de Acción Social del Centro Familiar Cristiano de Eldorado.

Más de 250 niños asistieron a la fiesta en compañía de sus padres y cada familia recibió una caja de ropa, zapatillas, mochilas, útiles escolares y juguetes.

En la oportunidad también participó la academia de peluquería Yamile, por medio de la cual muchos niños, jóvenes y adultos, pudieron acceder a cortes de pelo y cambios de look.

La mañana finalizó con chocolatada, facturas y juegos para los chicos en compañía de un payaso.

Al respecto Soledad González (vecina del barrio Roulet) agradeció conmovida por toda la movilización efectuada “para nosotros es una gran ayuda lo que están haciendo, no solo material sino también para el alma. Cada chico que asistió al evento se fue feliz con su mochila y sus cosas, cada familia representada se llevó una caja con ropa, zapatillas y hasta juguetes. Para el barrio es sorprendente y casi increíble recibir tantos regalos sin que nos pidan nada a cambio”.

Por su parte David Decena del programa “A las clases digamos presente todos” manifestó que “el área de Acción Social del CFC tiene una visión que apunta a ayudar a los barrios más carenciados de la ciudad de Eldorado generando una transformación profunda en cada lugar. Empezamos en el barrio Roulet con los útiles y objetos para el inicio del ciclo lectivo pero seguiremos en otros sectores también como ser salud, educación y capacitación para generar empleo, entre otras cosas”.

Decena explicó además que “entendemos que lo espiritual de la mano de lo social puede generar un gran cambio, pero sabemos que brindando solo alimento espiritual el cambio no se da por completo, por eso queremos brindar también ayuda material y sobre todo herramientas para generar desarrollo”.

El joven también dijo que en toda la ciudad están distribuidas las células (grupos de estudio bíblico y oración) “y cada líder del grupo nos transmite las necesidades que afectan a su respectivo barrio” remarcó y agregó “por eso ya tenemos planificado asistir posteriormente al barrio Independencia, Pinares y otros, en cada zona vamos a trabajar de la misma forma que en Roulet”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas