SEGUINOS

POSADAS

En Hogar de Día, una escuela de verano enseña e incluye

Con más de 60 participantes de todas las edades, en el Hogar de Día se desarrolla una de las escuelas de verano donde los chicos aprenden, refuerzan contenidos, se divierten en actividades lúdicas, reflexionan y comparten la copa de leche con amigos. La semana que viene se intensificarán las tutorías.

Gustavo López, quien se encarga de la coordinación operativa, explicó que durante enero adoptan la forma de una colonia de vacaciones donde se desarrollan actividades lúdicas, se concurre a la pileta y los docentes están abocados a talleres “pero fundamentalmente a relevar las materias donde los chicos están más flojos así como también detectar aquellos que aún no están escolarizados”.
 
“La idea es saber qué contenidos reforzar durante febrero para que puedan rendir bien las materias que adeudan”, agregó y puntualizó que también se busca conocer los casos de los chicos que aún no están escolarizados para después propugnar su ingreso a través del Ministerio de Cultura, Educación, Ciencia y Tecnología
 
En cuanto a las actividades, comienzan temprano en la mañana cuando llegan a las 7.30, comparten el desayuno y, de 8 a 9, se desarrollan los talleres. Después se realizan actividades dependiendo el día: los lunes se hace danza urbana en el Hogar, los martes y jueves pileta en el club de empleados de comercio, los miércoles van a espacios verdes donde se realizan actividades deportivas y los viernes se hace cine donde se ven películas que tienen que ver con el cuidado del medioambiente para después realizar un espacio de debate y reflexión.
 
Si bien hay una planilla de inscripción donde se tiene un registro de los participantes, el número de participantes varía todos los días. “Algunos de ellos asisten al Hogar de Día durante el año, pero no todos porque se realizan actividades de captación en las calles, avenidas, otros hogares y también nos llegan chicos desde Desarrollo Social”, agregó Gustavo en la entrevista.
 
Para los 7 profesores que trabajan en esta escuela de verano, es fundamental escolarizar a los chicos que se detectan en estas instancias: “Hay casos donde tenían 16 años y no sabían ni leer o escribir, pero después de mucho acompañamiento hoy se puede contar que ya lo saben hacer”.
 
Al ser tan variadas las edades de los concurrentes, se los dividen en grupos de los niños que quedan en guardería, quienes asisten a la primaria y en otro sector los más grandes. “La verdad que el inventor de la pelota fue un genio”, sentenció Gustavo quien señaló ese elemento como el que los reúne a todos a la hora de divertirse.
 
Con mucho esfuerzo de profesores, coordinadores, cocineros y otros que colaboran en la tarea, en el Hogar de Día también pugnan por cumplir con el derecho de la escolarización de todos los chicos.
Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas