SEGUINOS

POLICIALES

En Itatí detuvieron al narco más buscado del país

Como resultado de largos meses de tareas de inteligencia criminal y las exhaustivas operaciones, Gendarmería capturó a Federico Sebastián Marín, conocido como “Morenita”, uno de los prófugos más buscados del país. Contaba con un pedido de captura vigente desde el mes de marzo de 2017 y se ofrecía una recompensa de 1.500.000 pesos por datos de su paradero.

En esta oportunidad, fue gracias al despliegue de los gendarmes y el accionar del Juzgado Federal N° 1 de Corrientes, a cargo de Carlos Sota Dávila, que impartió la orden de detención de uno de los principales partícipes del operativo “Sapucay”.

A partir de una causa por narcotráfico iniciada en la Villa Zavaleta en 2014, que culminó con el operativo “Sapucay” –se detuvo al intendente, el viceintendente y el comisario local de Itatí-, continúan desarrollando investigaciones para dar con todos los integrantes de esta banda con alta complicidad del mundo de la política e inclusive de fuerzas de seguridad en Itatí.

Morenita se refugió armado con una pistola 9 mm en una vivienda de la localidad correntina. La negociación llevó varias horas y participaron del procedimiento cerca de 20 miembros de la GNA, que aseguraron el perímetro desplegando un operativo cerrojo para impedir cualquier intento de fuga.

El involucrado no vio escapatoria y deseó ver a sus hijos antes de ser reducido.

En comunicación con el Juzgado interviniente, autorizó la petición del narco a cambio de que entregue su arma de fuego. Éste cumplió y tras ver a sus hijos, fue aprehendido.

Marín era el líder de una de las tres bandas narco que ingresaba droga al país para distribuirla desde Itatí con preferente destino a la ciudad de Rosario donde era distribuida por “Los Monos”. El pasado mes de agosto se detuvo a su cuñada, también vinculada con las redes del narcotráfico.

Descargar Semanario Seis Páginas