SEGUINOS

POSADAS

En los restaurantes, los menúes deberán tener una alternativa sin sal

En reunión extraordinaria, las comisiones legislativas de Salud y de Comercio emitieron un dictamen que unifica las propuestas presentadas por los diputados Waldemar Wolenberg y Blanca Acosta. La iniciativa busca que los comercios exhiban carteles con advertencia sobre los riesgos que produce esta sustancia e incluyan en el menú, por lo menos, una alternativa sin sal. La nutricionista María Emategui confirmaba a /c6 que había sido convocada por los diputados para analizar la situación planteada con un consumo excesivo de sal. “La cantidad recomendada es de 5 gramos por día y en Argentina y el mundo se consumen 12 gramos, más del doble”, precisaba.

En reunión extraordinaria, las comisiones legislativas de Salud y de Comercio emitieron un dictamen que unifica las propuestas presentadas por los diputados Waldemar Wolenberg y Blanca Acosta. La iniciativa busca que los comercios exhiban carteles con advertencia sobre los riesgos que produce esta sustancia e incluyan en el menú, por lo menos, una alternativa sin sal. La nutricionista maría Emategui confirmaba a /c6 que había sido convocada por los diputados para analizar la situación planteada con un consumo excesivo de sal. “La cantidad recomendada es de 5 gramos por día y en Argentina y el mundo se consumen 12 gramos, m{as del doble”, precisaba.

En su propuesta ahora, los legisladores propician que los bares, restaurantes y otros establecimientos gastronómicos incorporen en las cartas de comidas, y en lugares visibles del interior del local, la leyenda “El consumo excesivo de sal es perjudicial para la salud”.

Además, contempla que se informe sobre los riesgos que puede producir su consumo, como ser: hipertensión arterial, accidente cerebro vascular e infarto de miocardio.

A través de la misma, deberán incorporar en el menú, por lo menos, una opción sin sal y suministrar sal dietética con bajo contenido en sodio a los consumidores que la requieran y se prohibiría el ofrecimiento de saleros u otros elementos que permitan un uso de sal irrestricto, salvo que el cliente lo solicite.

Para los casos de incumplimiento por parte de los comercios se contemplan multas, y en los casos de reincidencia se adiciona la inhabilitación del local por un plazo máximo de 180 días.

Los montos que se recauden con estas sanciones serían destinados al financiamiento de programas y campañas de difusión destinadas a reducir el consumo de sal.

Nutricionista

Emategui destacaba de su parte la iniciativa de los diputados. “Como profesional me entusiasma, porque todos tenemos que tomar conciencia. Muchas veces no nos damos cuenta que la sal es el conservante natural más usado por la industria y está presente hasta en las cosas dulces”, añadió.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas