SEGUINOS

POLITICA

En medio de la crisis, Cambiemos buscó mostrar unidad y esquivar la interna

“Tenemos la vocación de repensar todo el tiempo métodos para llegar a los objetivos. No vinimos a demostrar que tenemos razón, sino a transformar la realidad.”, sentenció Marcos Peña durante su intervención en el Encuentro Nacional de Cambiemos, este viernes en Parque Norte.

Completaba la postal, lejos de la enorme mesa central que compartían 120 dirigentes y donde hablaba el jefe de Gabinete, el flamante asesor presidencial Gustavo Lopetegui. Quien hasta hace poco era parte de los ojos y la inteligencia del Presidente siguió el evento -fiel a su perfil bajo- desde las sillas donde se ubicaron 300 dirigentes de diferentes distritos. Una prueba contundente de las palabras de Peña.

El encuentro de la coalición oficialista osciló entre los llamados a fortalecer la unidad, la autocrítica, un análisis en perspectiva de los logros -entre los que se mencionó la ley del arrepentido, que empuja la causa de los cuadernos- y la arenga de cara a 2019. La idea, además de mostrar unidad, después de la reestructuración del Gabinete, es replicar ese discurso en todo el país. La intervención de Peña lo tuvo todo. “Teníamos un mayor optimismo que el posible”, dijo a propósito de la situación macroeconómica.

Mauricio Macri no participó del encuentro, que se había realizado por última vez hace un año, antes de las elecciones. Los organizadores habían descartado la presencia del mandatario 7 días atrás. Juzgaron inconveniente involucrar al Jefe de Estado en una reunión partidaria en medio de la situación económica. Igual, el Presidente marcó la agenda al ratificar otra vez que irá por la reelección, una idea que sobrevoló el encuentro, aunque insistieron en que la cita no era de carácter “electoral”.

“La transformación no admite gradualismo en lo institucional y en las conductas. Somos la única alternativa para lograrlo”, sostuvo Peña, que agradeció en nombre del Presidente a sus aliados. El ministro coordinador señaló que “este primer mandato de Macri” servirá para que reconstruir la institucionalidad y la economía.

Aunque no estuvieron ninguno de los tres socios fundadores de Cambiemos -faltaron, además de Macri, Elisa Carrió y Ernesto Sanz- hubo representantes de peso de la coalición oficialista. Por la UCR, Alfredo Cornejo y el gobernador correntino Gustavo Valdés. Por la Coalición Cívica, Fernando Sánchez. María Eugenia Vidal y Horacio Rodríguez Larreta también fueron de la partida. “Con el timbreo no alcanza, hay que poner tiempo”, pidió el jefe de Gobierno. El sucesor de Macri en la Ciudad pronosticó que la gente los acompañará en 2019. Vidal enumeró los logros de su gestión en materia de lucha contra la corrupción -se refirió a los 12 mil policías bonaerenses cesanteados- y pidió paciencia. “En la política, como como en la vida, lo que vale la pena cuesta y lleva años”, reflexionó. Su mano derecha Federico Salvai asentía.

Los radicales fueron más cordiales que sus intenciones ahora explícitas de competir en una primaria con el Presidente. El jefe de la UCR, destacó los aciertos y pidió “cuidar a la clase media”. Sánchez, de la CC, pidió “cuidar a Lilita”.

Cuatro ministros hicieron un balance de la gestión: Dante Sica (Trabajo y Producción), Rogelio Frigerio (Interior), Carolina Stanley (Desarrollo Social) y Nicolás Dujovne (Hacienda). El primero dijo que lo más importante es “cuidar el empleo”. El segundo aseguró que la Argentina será el “país desarrollado que soñamos” y pidió “no bajar los brazos”. Frigerio destacó las obras y Stanley pidió “dar la cara”. “Queremos que dirigencia y militancia se vaya con un panorama de la gestión”, explicó el secretario general del PRO Francisco Quintana sobre la finalidad del encuentro.

La vicepresidenta Gabriela Michetti fue la encargada de cerrar el evento y buscó alejarse de los pronósticos pesimistas. “Tengamos la convicción de que ese clima que a veces se pretende instalar de caos no es así”, dijo. El predio ya estaba semi poblado. Para tomar sus vuelos, muchos se habían ido.

El dólar y el riesgo país no aparecieron en el temario. Un funcionario importante con pasado peronista reflexionaba, al final, con algo de nostalgia que en las tertulias de Cambiemos está todo muy organizado y no hay piñas.

Fuente: Clarín.

 

Descargar Semanario Seis Páginas