SEGUINOS

PROVINCIALES

En Misiones, por año, se diagnostican entre 50 y 60 casos nuevos de cáncer infantil

El 15 de febrero es el Día Internacional de la lucha contra el Cáncer Infantil. Nada para celebrar. Fue instituido en el año 2002 con la intención de sensibilizar y concientizar a la comunidad sobre la importancia de esta problemática y la necesidad de que cada niño reciba la mejor atención médica y psicológica; apoyándose en la premisa de que el cáncer infantil es curable con un diagnóstico temprano, disponibilidad y acceso a tratamientos y cuidados apropiados oportunamente.

Según el ROHA (Registro Oncopediátrico Hospitalario Argentino) en Argentina se diagnostican alrededor de 1.300 casos al año, en nuestra provincia se diagnostican entre 50-60 casos anuales, de los cuáles se estima que logran curarse alrededor de un 70% de los pacientes.
El cáncer infantil es una enfermedad potencialmente curable en la cuál el diagnóstico precoz y tratamiento oportuno son claves para aumentar las posibilidades de sobrevida.

Los tipos más frecuentes son en primer lugar las Leucemias, seguido por los Tumores del Sistema Nervioso Central (SNC) y los Linfomas; y menos frecuentes los tumores musculo-esqueléticos y abdominales.

El Hospital de Pediatría “Dr. Fernando Barreyro” del Ministerio de Salud Pública de Misiones, cuenta desde hace 2 años con consultorios en un área restringida para uso exclusivo de niños con patologías oncohematológicas, con sala de extracciones e internación propia. Se ha avanzado y trabajado en la calidad de atención al paciente y actualmente están atendiendo entre 50 y 60 pacientes con reciente diagnóstico de la enfermedad.

El Servicio de Oncología cuenta con recursos humanos conformado por los especialistas en Hemato-Oncología Pediátrica: Silvana Alderete y Fernando González; 1 Pediatra, Laishi Rodriguez; 1 Especialista en Ortopedia Oncológica, Álvaro Otero, 2 psicólogas: Andrea Querencio y Luisella Lorenzo; enfermería de atención ambulatoria e internación y 2 administrativos.

Recomendaciones

Los especialistas aconsejan a los padres que realicen consultas con su pediatra de cabecera en forma regular, ya que es el único que conoce realmente al niño; “y no se queden únicamente con las consultas realizadas en la guardia. Luego de una consulta de emergencia siempre deben llevar al niño a control con su médico de cabecera, aunque éste se sienta mejor”.

La Jefa del Servicio de Oncología del Hospital de Pediatría y especialista en Hemato-Oncología Pediátrica, Silvana Alderete, explicó que “es fundamental el trabajo multidisciplinario con especialistas de distintas áreas como Cirugía, Ortopedia Oncológica, Pediatras, Psicólogos y Enfermeros. Uno de los objetivos es controlar la enfermedad, mantener ese control en el tiempo y llegar a la cura con la menor cantidad de secuelas posibles, para que el niño pueda desarrollar una vida normal. A diferencia de los adultos, el cáncer en los niños tiene mejor pronóstico, porque los tipos de cáncer frecuentes en esta edad son más sensibles a la quimioterapia y a su vez toleran mejor el tratamiento quimioterápico con un porcentaje de sobrevida de alrededor del 70-80% cuando son tratados en tiempo y forma”.

Los síntomas “suelen ser los de una enfermedad viral: fiebre, pérdida de peso, sangrado o moretones espontáneos. Dolores óseos o de articulaciones. Aumento del tamaño de los ganglios. Bultos en abdomen y pelvis. Dolor de cabeza. Vómitos matutinos. Es fundamental que ante la presencia de estas señales se consulte con el pediatra de cabecera” explico la profesional.

La mayoría de los tratamientos duran alrededor de 2 años, siendo la primera causa, o el primer diagnóstico más frecuente la leucemia. Los tratamientos dependen del tipo de tumor y del avance de la enfermedad y pueden ir desde quimioterapia, cirugía o radioterapia.

El acompañamiento y la contención son una parte fundamental del tratamiento, “cuando tratamos un niño con cáncer, el trabajo no es sólo con el niño sino con la familia y su entorno, y la información acerca de su enfermedad es brindada acorde a su edad. Lo primordial es el acompañamiento del equipo en este difícil proceso y tratar de que pueda continuar con su vida normal”, comentó el Dr. Fernando González, Especialista en Hemato-Oncología Pediátrica.

Actividades por el Día Mundial del Cáncer Infantil

En el marco de la celebración del día internacional del Cáncer Infantil este jueves 15 por la mañana, en el Hospital de Pediatría de Posadas se llevarán a cabo una serie de actividades que incluyen la realización de la Charla “Cuando Sospechar Cáncer en el Niño” del Instituto Nacional del Cáncer dirigida a médicos, promotores de salud, estudiantes de medicina en simultáneo con Hospitales Pediátricos del país y actividades recreativas para los pacientes.

¿Qué es el cáncer infantil?

El cáncer es un conjunto de enfermedades con una incidencia muy baja en los niños y es curable. Gracias al diagnóstico temprano, el tratamiento adecuado y el cuidado integral del paciente, la posibilidad de sobrevida de los niños que tienen cáncer puede llegar hasta más del 80 por ciento.

El cáncer

nfantil posee características propias definidas, cada una con un nombre, un tratamiento y un pronóstico muy específico. Tumores embrionarios como retinoblastoma, nefroblastoma, neuroblastoma, hepatoblastoma, son formas de cáncer específicas del niño, mientras que, por el contrario, la mayoría de los cánceres del adulto no existen en pediatría.

Guías: “Cuando sospechar Cáncer en el Niño”

El Ministerio de Salud de la Nación, a través del Instituto Nacional del Cáncer (INC), lanzó una edición de “Cuando sospechar Cáncer en el Niño”, una publicación dirigida a integrantes de los equipos de salud que brinda herramientas para mejorar el pronóstico de los chicos con cáncer y disminuir la mortalidad precoz de los niños que padecen esta enfermedad. La Guía fue elaborada en el marco de la campaña “Los niños con cáncer tienen derechos”, una iniciativa del INC que promueve el acceso a la información y apunta a fortalecer el pleno ejercicio de los derechos de los niños y adolescentes con cáncer.

“Cuando sospechar Cáncer en el Niño” es una herramienta dirigida a todas las personas que conforman los equipos de salud y están en contacto con niños, como es el caso de pediatras, enfermeros, médicos en formación, médicos generalistas, agentes y promotores de salud. El material –que se difundirá a través de talleres de capacitación en las provincias–, pretende mejorar el pronóstico del niño y disminuir la mortalidad precoz, desarrollar un circuito dirigido ante la sospecha del niño con cáncer, realizar un tratamiento menos intenso y con menores complicaciones, y disminuir las secuelas orgánicas y psicológicas de los niños que padecen esta enfermedad.

Descargar Semanario Seis Páginas