SEGUINOS

EDITORIAL

En tiempos de reformas, el análisis se orienta al rol que cumple cada quien en la sociedad

Las elecciones volvieron a otorgar roles a cumplir en los próximos dos años, tanto en el oficialismo como en la oposición. Y ahora, como siempre,  la calidad de la democracia seguirá midiéndose por el tratamiento que las mayorías dan a las minorías. En esta materia hay diferencias entre el nivel nacional y el provincial. Y cada quién verá cuál es el sayo que se pone.

Misiones viene sosteniendo una postura concreta en materia de recursos federales y provinciales. Y lo ha ratificado en la semana que acaba de concluir. En reciente reunión de gobernadores, anticipando el encuentro con el Presidente, ha explicado respecto del Fondo del Conurbano Bonaerense que respeta la ley y defiende los recursos misioneros. En ese contexto es posible hallar una respuesta para las demandas de la Provincia de Buenos Aires.

No es, sin embargo, éste el único tema álgido que podrá abordarse en el encuentro multisectorial promovido por el Jefe de Estado. La reforma impositiva es la otra cuestión que se pondrá sobre la mesa y las divergencias se harán sentir. 

Por de pronto, tanto la Provincia de Buenos Aires como la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, gobernadas ambas por la misma alianza del Presidente, Cambiemos, anticipan la intención de derogar Ingresos Brutos e ir, en el caso de la Provincia, por un aumento del Impuesto Inmobiliario del 56% (que no sería demasiado alto si se tiene en cuenta que se trata de una alícuota desactualizada desde hace mucho tiempo). En el caso de la Ciudad la reducción de Ingresos Brutos alcanzaría a un 90% de las empresas allí radicadas y a las que no lo están y que pagaban una alícuota 4 veces superior, según la información aportada por funcionarios de esa administración. Al mismo tiempo, el Presupuesto 2018 contempla ingresos mayores por vía del ABL que aumentará un 20% y debe ser pagado por todos los residentes  de la capital federal.

Claro que son éstos los dos únicos distritos que se han apresurado a poner en práctica las sugerencias de Nación –hasta ahora, sólo hay trascendidos para el conjunto de la sociedad-. Las demás Provincias están preocupadas por el FCB y por los recursos propios, ya que en todos los casos Ingresos Brutos es la tabla de salvación cuando la Nación retacea recursos a las Provincias, reteniendo fondos, inclusive más allá de los que le reconoce la ley.

La actual administración nacional ha venido demorando el envío de las remesas hasta en los casos en los que no le corresponde hacer ninguna retención, como es el del Fondo Especial del Tabaco (FET) por el que nuevamente deberá viajar a Buenos Aires una delegación público-privada de Misiones. Más aún, la Provincia se vio en la necesidad de volver a adelantar dinero con sus propios recursos a los productores por el retraso de Nación.

Habrá que ver en consecuencia cuáles son las propuestas concretas en materia de reformas que plantea el Ejecutivo nacional y hasta qué punto las Provincias pueden aceptarlas. Sin ir más lejos, la Nación acaba de anunciar que no girará recursos para la campaña contra el Dengue que Misiones volverá a afrontar sola, como lo venía haciendo en estos últimos dos años.  La decisión de Nación es harto cuestionable porque a la Provincia se le exige no sólo atender a sus propios habitantes, sino también ser escudo protector para el resto del país, ante la epidemia de los países vecinos.

Los memoriosos recuerdan cómo el gobierno de Fernando De la Rúa quebró el escudo en materia de vacunaciones al no enviar las obligatorias, al comienzo de su mandato, y Misiones debió salir a resguardar a su población, siendo sus arcas tan flacas como las de la Nación.

Porque otra cuestión es cierta. Si la Nación va a seguir dejando de lado el rol del Estado en materia de protección a la sociedad, tendría que dejar de retener recursos federales. Es más, los tributos federales bien podrían cobrarlos las Provincias en cada una de sus jurisdicciones y recién después enviar a la Nación los porcentajes que correspondan. Porcentajes que, a su vez, deberían analizarse justamente en función del rol que el Estado nacional desempeña respecto de los demás Estados provinciales.

Deberá considerarse, en atención a los resultados electorales, que en Misiones se volvió a imponer la fuerza política en el gobierno provincial, que le ha dado a los impuestos el rol para el que fueron creados: la redistribución de la riqueza, que aquí se genera, en pos del bienestar general.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas