SEGUINOS

POSADAS

En tormentas eléctricas: de cuclillas, alejados de árboles o torres, con zapatos de goma

El computador científico Alfredo Yaquinandi recuerda que en una tormenta eléctrica hay una ionización de la atmósfera, de polarización de electricidad estática de la tierra a la nube o viceversa. “Sentimos la inminencia de un rayo en el cuerpo, cuando esa electricidad estática nos pone los pelos de punta. Si estamos en una superficie plana y descampada lo conveniente es ponerse de cuclillas, no de rodillas, con los zapatos de goma en el suelo, lejos de árboles, antenas o torres, ofreciendo la menor superficie posible”. A raíz de lo ocurrido este martes en Buenos Aires, con cuatro personas alcanzadas por un rayo  y hace una semana atrás, en Posadas, con un niño que falleció también por una descarga eléctrica, al comienzo de una tormenta en el barrio Itaembé Miní, Yaquinandi admitió que el cambio climático lleva a la aparición de fenómenos meteorológicos extremos como éstos.

Por otra parte hizo notar que se piensa erróneamente que el fenómeno de La Niña, actualmente en curso trae sequía. “Eso es para la zona de la Pampa Húmeda, pero para nuestro Nordeste y el Sudeste de Brasil, en cambio, aporta lluvias”, precisa.



 



Por otra parte dijo que todavía los niños pueden jugar bajo la lluvia “pero siempre y cuando no haya tormentas eléctricas y no estén en un barrio donde las casas actúan de pararrayos”. En tanto, en declaraciones a /c6, puntualizó que en los domicilios se pueden prevenir estas descargas eléctricas con un aparato, ubicado en el comienzo de la instalación eléctrica, que desviará una descarga de más de 220 voltios tirándola a tierra, aun en el caso de un relámpago, protegiendo los aparatos eléctricos”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas