SEGUINOS

POSADAS

Entre el frío europeo y el calor misionero, los “comedidos” ultraliberales

El frío que está sintiendo Europa, víctima de las asfixiantes políticas neoliberales, podría ser más que contagioso si en esta parte del mundo no se mantienen los ojos bien abiertos. No sería la primera vez –ni acaso la última- que el mundo desarrollado le cobre al subdesarrollado –o en vías de desarrollo- sus errores. En tiempos de euforia –unos años atrás- Francia rebajó la edad para jubilarse y ahora volvió sobre sus pasos, generando los peores enfrentamientos sociales de las últimas décadas en ese país. Resulta casi irrefrenable comparar con lo sucedido en la Argentina y con el curioso ataque de solidaridad social que sobrevino en los sectores que habían privatizado las jubilaciones, imponiendo un 82% móvil que quebraría las recién recuperadas cajas. Claro que acaso ése sea el objetivo para reprivatizarlas después.

A lo largo de su historia, Argentina, Misiones, ha escuchado hasta el cansancio sobre la “ineficiencia” del Estado. Y ha padecido, también hasta el cansancio, la rentabilidad de los privados a expensas de las privaciones de la población –falta de trabajo, bajos salarios, pérdida de los sistemas de la previsión social-. Es sabido que los dominadores externos siempre necesitaron de “operadores” locales para imponer gobiernos, políticas.



Al presente el país y la provincia están en pleno proceso de recuperación y crecimiento, pero si alguien padeciera de mala memoria y no recordara lo que fue la década del ’90 y los estragos de la política ultraliberal, bastará con que dirija la mirada hacia el servicio ferroviario de cargas y de pasajeros que tenía a Garupá y Posadas, como dos importantes estaciones. El estado en que se encuentran vías, locomotoras, vagones son más que contundentes evidencias de la “eficiencia” del sector privado administrando un servicio estratégico como el de los ferrocarriles. La falta de inversiones y de mantenimiento ha llevado a que con harta frecuencia las formaciones de carga descarrilen e impidan el paso a las de pasajeros. El estado de los vías hace además que cubrir el trayecto Posadas-Buenos Aires insuma hasta más de 36 horas.



Por eso fue tan bien recibida el anuncio hecho por el secretario de Transporte Juan Pablo Schiavi sobre la decisión de la Nación de comenzar acá con la recuperación de la infraestructura ferroviaria, para dar un servicio de calidad en el servicio de pasajeros, y, además, favorecer el intercambio regional con el servicio diario que vincule Garupá, Posadas y Encarnación, Paraguay. Schiavi se había declarado sorprendido por los cambios observados en la capital provincial, merced a las obras complementarias llevadas adelante por la Entidad Binacional Yacyretá. A tal punto que recorrió de día y de noche la Costanera, las obras en ejecución del nuevo Acceso Sur. Obras que difícilmente se hubieran logrado si no se ponía al frente de la Eby a un misionero que llevara por propósito impulsar el bien común. De hecho, hubo otros misioneros que no pudieron mostrar resultados de gestión.



No sería descabellado pensar que es justamente el buen resultado de una administración el que favorece nuevos desafíos como la recuperación de los trenes comenzando en el siempre olvidado Norte grande del país. Porque acá además de satisfacer las necesidades de traslado de personas y bienes nacionales se plantea la posibilidad de hacer tangible el siempre referenciado corredor bioceánico con trazas transversales de la infraestructura ferroviaria, que permitan la vinculación de los océanos Atlántico y Pacífico.



De plantear desafíos, posibilidades de futuro se trata cuando lo que se busca es un desarrollo inclusivo con mejora de la calidad de vida de las poblaciones. Tal por caso, el objetivo propuesto para la empresa Aguas Misioneras Sociedad del Estado, poniendo en ejecución el precepto de la Constitución reformada: que las Provincias administren los recursos existentes en sus territorios. En la gestión Rovira de la Cámara de Representantes ya se viene legislando a nivel del recurso agua. En ese contexto se ubica el Parque Provincial del río Iguazú, por ejemplo. Y esta propuesta que el mismo legislador acompañó con su firma bien puede ser corolario de aquella iniciativa. De hecho, su propulsor, Jorge Galeano, señala que favorecerá el acceso al agua de parte de la familia misionera, preservará el medio ambiente con un uso racional y hasta posicionará a Misiones como proveedora internacional de aguas Premium.



Las perspectivas que se abren a partir de la puesta en marcha de Amse han sido seguramente de tal impacto en la población que la oposición –la misma que votó por unanimidad la ley de creación de Aguas- salió en coro gregoriano a acusar al ex diputado como alguien que cambia de rumbo: “era el opositor y ahora es socio”, disparan desde un medio proclive al agrandamiento de las cosas. Seguramente molestan las realizaciones porque penen en evidencia la orfandad de ideas existente en esos ámbitos opositores. También porque no pueden mostrar gestos de apertura. Si hay iniciativas válidas para la población, tienen el acompañamiento legislativo pero a duras penas y- a veces- a regañadientes de parte de una oposición que tiene que dar cuentas en el exterior de sus comportamientos en el recinto de sesiones.




Es que esas representaciones legislativas están al servicio de intereses de parcialidades: ora de alguna fuerza política que apenas si sostiene tal condición, cuando no de empresas que apuestan excluyentemente a aumentar su rentabilidad, o de empresarios devenidos en políticos sólo para asegurar, además de su propia actividad empresarial, la de sus amigos-clientes. Los hombres –y mujeres- de gran fortuna del país suelen valerse de estos “comedidos” regionales-nacionales. Habrá que mantener los ojos abiertos para que el frío que llegue a estos Lares sea el artificial de los aires acondicionados 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 



 




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas