SEGUINOS

POSADAS

Escándalo en recepción de la Comercio Nº6: padres y alumnos denuncian estafa y escrachan al organizador

Un nutrido grupo de padres se acercó el lunes hasta la casa de Rafael L. dueño de Show Time, para pedirle explicación tras la fallida fiesta de recepción que tuvieron los egresados del turno mañana de la Comercio Nº6. “Este señor le robó la ilusión de una noche soñada a nuestros chicos. Nos robó en la cara luego de tanto sacrificio que se hizo para pagar el servicio”, manifestó una de las madres, Elva. Agregó que fue una jornada “de terror” y aseguró que no había agua, ni torta ni tampoco meses y sillas. En igual sentido se expresó Lorena de Miranda en declaraciones a C6Digital. “Nos sentimos estafados, les mintió a los chicos todo el año y nos mintió en la cara”, comentó.

“La comida que nos dieron era cruda, la carne tenía olor feo. Llegó un momento dónde ni una botellita de agua había. Eran 22:30 y ya no había nada para tomar. El salón estaba preparado para 150 personas y nosotros éramos más de 450. Había familias afuera sin mesas ni sillas”, recalcó. Y agregó que “nuestros hijos nunca se van a olvidar de lo que tuvieron que pasar”.

En ese sentido, pidió que el Juez de Instrucción que entiende en la causa, César Yaya, los apoye porque “este estafador puede volver a robarle a otros chicos. Nos cobraron 750 pesos por egresado, 900 por adulto y 450 por niño. La fiesta primero se iba a hacer en el Tacurú, después se cambió al Luz y Fuerza y a último momento se hizo en el Iplyc”.

El organizador estuvo presente en el lugar dónde se desarrolló la recepción y tuvo que ser llevado por la Policía para evitar inconvenientes con los padres y alumnos. “Lo llevaron para resguardarlo, porque ni siquiera lo detuvieron. Los padres fueron a hacer la respectiva denuncia a la Séptima”, comentó.

Respecto al escrache dijo que “no queremos romper nada, solo queremos que no diga qué paso”. Además, reclamó que “espero que lo lleven preso o que por lo menos nos devuelva el 50% de lo que le pagamos para poder hacer una fiesta con baile a los chicos, así tienen una buena experiencia y se divierten por última vez juntos. Somos 70 familias involucradas”.

“Las chicas estaban todas con sus vestidos llorando”

Así describió la situación que se vio en la recepción de una de las madres presentes, Lorena, quien remarcó que desde abril se fue pagando el servicio. “El organizador estuvo en esa noche presente y sólo bajaba la cabeza. Nos mintió diciendo que llamó pidiendo gaseosa y hielo, averiguamos y nos dimos cuenta que nunca hizo el pedido. El DJ hizo lo que pudo y los chicos nunca pudieron hacer su entrada”, subrayó.

Luego, advirtió que “cualquiera entra a un colegio y ofrece cosas que luego no se cumplen. Siempre trató de hacer reuniones sin presencia de los padres. En una semana cambiamos tres veces de club. Un mes antes estaba todo pagado. Encima nos llegó rumores de que el que nos estafó está en Paraguay”.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas