SEGUINOS

POSADAS

Escuchas: este martes se conocerá la sentencia para los jueces Rey y Gallardo

El Jurado de Enjuiciamiento leerá a las 17 de este martes la sentencia que podría acabar con la carrera judicial de los jueces de Instrucción José Luis Rey y Horacio Enrique Gallardo, acusados de haber autorizado una serie de escuchas telefónicas sin advertir que los números pertenecían a personas que no tenían relación con el mundo del delito. Por estos hechos sólo están procesados con prisión preventiva el ex espía Ciro James y el ex jefe de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Jorge “Fino” Palacios, como cabezas de una supuesta asociación ilícita, de acuerdo con el encuadre legal que realizó el juez federal Norberto Oyarbide.

La semana pasada los defensores Eduardo Paredes -representante de Rey- y José Jacobo Mass -abogado de Gallardo- solicitaron la absolución de ambos por entender que fue el oficial Guarda quien introdujo en los expedientes los números del dirigente judío Sergio Burstein, del empresario Carlos Ávila, y de otras personas que tienen sus domicilios en Buenos Aires. Para los abogados, el principio de confianza que rige en la relación entre los jueces y los investigadores policiales hizo que nadie sospechara de la maniobra.



A pedido de la Dirección de Investigaciones, los jueces Gallardo y Rey ordenaron a la Secretaría de Inteligencia “pinchar” una serie de líneas telefónicas, y también a que los casetes fueran retirados por oficial de la Policía Federal Ciro Gerardo James, quien debía enviarlo por correo policial pero en realidad lo hacía a través de una empresa de transporte.



El caso derivó en un escándalo cuando Burstein fue alertado por la propia Side sobre la pinchadura de su teléfono celular. El dirigente judío presentó un recurso de Habeas Corpus que le permitió establecer que la intervención fue ordenada por un juez de Misiones en una causa por homicidio.



Por las escuchas telefónicas fueron procesados cinco policías de la Dirección de Investigaciones y cuatro secretarios, aunque luego la Cámara Federal decidió desvincular a tres de esos secretarios y dejar bajo proceso a Mónica González, quien mantenía relación directa con James incluso fuera del horario laboral.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas