Error en la base de datos de WordPress: [Got error 28 from storage engine]
SHOW FULL COLUMNS FROM `wp_options`

Error en la base de datos de WordPress: [Got error 28 from storage engine]
SELECT t.*, tt.*, tr.object_id FROM wp_terms AS t INNER JOIN wp_term_taxonomy AS tt ON t.term_id = tt.term_id INNER JOIN wp_term_relationships AS tr ON tr.term_taxonomy_id = tt.term_taxonomy_id WHERE tt.taxonomy IN ('category', 'post_tag', 'post_format') AND tr.object_id IN (40290) ORDER BY t.name ASC

Escuchas ilegales: aunque apele procesamiento, Macri no podría eludir el juicio oral – Noticiasdel6.com
SEGUINOS

Escuchas ilegales: aunque apele procesamiento, Macri no podría eludir el juicio oral

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, sufrió el martes un nuevo revés judicial que pone en riesgo sus ambiciones políticas: la Cámara Federal, en un fallo unánime, confirmó su procesamiento como presunto miembro de una “asociación ilícita” dedicada al espionaje ilegal. La “conexión misionera” de las escuchas ilegales motivó la destitución, por juicio político, de los ex jueces José Luis Rey y el ahora fallecido Horacio Gallardo -ya en abril del 2010-, considerados partícipes necesarios de las escuchas ilegales practicadas contra el dirigente humanitario Sergio Burstein y el empresario Carlos Avila. Inclusive el jury movió a la constitucón de una Comisión de Seguimiento Parlamentario que determinó que la nefasta práctica era común en esos Juzgados, a pesar de la plena vigencia del sistema democrático, tras la salida de la dictadura.

La “conexión misionera” involucró además al ex gobernador Ramón Puerta, que negó vinculación con Rey, cuando se demostró en el juicio que era él quien lo había designado en el cargo. Por entonces no existía el Consejo de la Magistratura y la designación estaba a cargo del gobernador. La amistad con Macri y con Humberto Schiavoni, ex ministro de economía de Puerta y titular del artido político del jefe porteño siguieron encadenado vinculaciones. El ministro del Superior Tribunal de Justicia Humberto Augusto Schiavoni (padre), fue el único del jurado que no votó por la destitución de los jueces que autorizaban las escuchas telefónicas.

La sentencia de los camaristas Jorge Ballestero, Eduardo Freiler y Eduardo Farah sostiene que Macri “conoció y prestó su consentimiento para instalar, en el ámbito del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, un aparato de inteligencia prohibido, del cual se habría servido”.

La decisión, que sorprendió a Macri mientras está de visita oficial en la República Dominicana, fue calificada de “mamarracho” por sus colaboradores, que la atribuyeron a una persecución política del kirchnerismo.

A juicio de la Cámara, está demostrado el funcionamiento de un sistema “clandestino”, que los jueces definen como “vertiente paralela” de la Policía Metropolitana, creada por Mauricio Macri, montado para poder hacer determinadas operaciones de inteligencia que la ley le prohíbe al gobierno porteño.

Eso explica, a juicio de los camaristas, la contratación de Ciro James, un ex policía experto en espionaje, en el Ministerio de Educación de la ciudad como asesor, tarea que nunca realizó y para la que no contaba con antecedente alguno, de acuerdo con las pruebas de la causa.

No era más que un contrato simulado, según los jueces. Para ellos, tiene asidero creer que Macri fue quien “insertó” a James en su gobierno, le dio un sueldo y “la cobertura necesaria” para que se dedicara a hacer inteligencia bajo las órdenes de Jorge “Fino” Palacios, primer jefe de la Policía Metropolitana y aparente pieza clave de esta supuesta organización de espías.

Prueba de este sistema y de la “aquiescencia” de Macri, son, de acuerdo con el fallo de ayer, las escuchas de las que fueron víctimas su cuñado, el parapsicólogo Néstor Leonardo, y Sergio Burstein, un férreo opositor al jefe de gobierno.

La resolución de la Cámara ratifica en casi todos sus términos lo que había sostenido el juez federal Norberto Oyarbide, el responsable de la investigación. Macri queda así en una situación delicada. Si bien desde lo legal este fallo no pone en riesgo su cargo -al menos, no por ahora-, los efectos que tendrá sobre su gestión y sobre sus ambiciones presidenciales son aún inciertos. Por lo pronto, la oposición ya se pronunció. Los radicales pidieron crear una comisión investigadora y el kirchnerismo exigió la renuncia del jefe de gobierno.

El único favorecido por el fallo fue el ex ministro de Educación porteño Mariano Narodowski: la Cámara revocó el procesamiento por encubrimiento en su contra.

Según los jueces, no hay pruebas de que él conociera las verdaderas actividades que realizaba James mientras estaba contratado en su ministerio. Por eso se le ordenó al juez que volviera a analizar la situación y decidiera si lo sobreseía, como hizo con el ministro de Justicia porteño, Guillermo Montenegro.

Los camaristas sostienen en su fallo que Palacios pretendía que James trabajara para él, pero que no podía, por sí solo, hacer que lo emplearan en Educación mientras se tramitaba su ingreso en la Metropolitana. El posible gestor de ese contrato -dicen los jueces- es Andrés Ibarra, que trabajó con Macri y Palacios en Boca Juniors y, por expresa decisión del jefe de gobierno, era el administrador en el ministerio de Narodowski.

El caso del ex ministro de Educación fue el único asunto importante en el que los camaristas disintieron con Oyarbide. En cambio, confirmaron la presunta responsabilidad de dos jueces misioneros con el espionaje ilegal y la ampliación del procesamiento de Palacios por otros casos de escuchas. El ex jefe policial está preso desde hace ocho meses y ayer los camaristas decidieron que, por el momento, seguirá detenido.

En cuanto a Macri, los delitos de su procesamiento son cuatro: asociación ilícita, falsedad de documento público, intercepción de llamadas telefónicas y abuso de autoridad.

Si bien las conclusiones de la Cámara y de Oyarbide son similares, el camino por el que llegan es diferente. El juez parte de las escuchas y concluye que se había montado una asociación ilícita; para la Cámara, el dato central es que está probado que el gobierno de Macri instaló “una estructura de inteligencia subterránea” y los casos de pinchaduras constatados no hacen más que acreditarlo. En esa asociación, el rol de Macri, según el fallo de ayer, era “asegurar, como máxima autoridad” de la ciudad que el aparato montado tuviera los recursos necesarios para funcionar.

El último apartado del fallo incluye varias indicaciones para Oyarbide. Los jueces le ordenaron que hiciera lugar a pruebas pedidas por la defensa de Macri, que investigara a la empresa de seguridad estadounidense contratada por Franco Macri, que determinara si la consultora de seguridad que tenía Palacios aún funciona, y que averiguara quién era el verdadero interesado en cada una de las escuchas. Ahora, Macri intentará un último recurso ante la Cámara de Casación, pero todo indica que ya no podrá eludir el juicio oral.

Fuente. www.lanacion.com.ar

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas


Error en la base de datos de WordPress: [Got error 28 from storage engine]
SHOW FULL COLUMNS FROM `wp_postmeta`