SEGUINOS

POLICIALES

Escuchas ilegales: Gallardo y Rey fueron procesados pero no irán presos

El juez federal Norberto Oyarbide procesó pero sin prisión preventiva a los ex jueces de Instrucción Horacio Enrique Gallardo y José Luis Rey. También les trabó un embargo por 250 mil pesos a cada uno. Rey había sido excarcelado el jueves por la Cámara Federal de Apelaciones. Además, el magistrado porteño volverá a indagar a la secretaria penal Mónica González, al comisario inspector Jorge Alberto Rojas y al oficial auxiliar Diego Gastón Guarda.

Previsible. El juez federal porteño Norberto Oyarbide sacó un nuevo lote de procesamientos en la politizada causa de las escuchas ilegales. Además de considerar responsable de esas maniobras al jefe de Gobierno de Buenos Aires, Mauricio Macri, el magistrado procesó a los ex jueces misioneros Horacio Gallardo y José Luis Rey, a los que también les trabó un embargo por 250 mil pesos a cada uno.



En la misma resolución, Oyarbide citó para el próximo 3 de junio a la ex secretaria del Instrucción 1, Mónica Elizabeth González para tomarle una ampliación de indagatoria, lo cual podría derivar en el procesamiento por otros delitos. Por idéntico trámite deberán pasar el 8 de junio el comisario inspector Jorge Alberto Rojas y el oficial auxiliar Diego Gastón Guarda, quienes pedían las escuchas en los juzgados.



El Centro de Información Judicial sólo difundió la parte resolutiva del procesamiento dictado por Oyarbide este viernes a la noche, motivo por el cual todavía no se conocen los fundamentos que utilizó para procesar a Rey y Gallardo.



Sí se sabe que encuadró la conducta de ambos en el artículo 153 del Código Penal, que prevé hasta seis meses de prisión por interceptar comunicaciones ilegítimamente. Además prevé inhabilitación de un mes a un año por doble tiempo del de la condena. Además, los halló responsable de incumplimiento de los deberes de funcionarios públicos y la producción de documentos falsos.



Para Oyarbide, ambos ex jueces también son miembros de una asociación ilícita, figura legal que se ve agrabada porque está integrada por funcionarios públicos y policiales y con más de diez miembros.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas