SEGUINOS

POSADAS

Escuchas ilegales: vuelven a indagar a secretaria penal de juzgado misionero

La ex secretaria del Juzgado de Instrucción 1 procesada en la causa de las escuchas ilegales, Mónica Elizabeth González, volverá a ser indagada este jueves por el juez federal Norberto Oyarbide en Tribunales porteños de Comodoro Py. La ampliación de la indagatoria se realiza porque en la oportunidad anterior el magistrado no la puso en conocimiento de la intervención del teléfono de uno de los directivos de la cadena de supermercados Coto. El abogado de la mujer, César Goldstraj, dijo a /n6 que en la oportunidad presentarán en el Juzgado constancias de la licencia por maternidad de González y también pedirá un careo entre su cliente y el espía Ciro Gerardo James.

Mónica González, la única secretaria penal de Misiones que sigue procesada en la causa de las escuchas, volverá este jueves a las 10.30 a loso Tribunales de Comodoro Py, en Buenos Aires, para una ampliación de su indagatoria. La funcionaria judicial será indagada sobre los motivos que llevaron a intervenir el teléfono de uno de los directivos de los supermercados Coto.



El abogado César Goldstraj dijo que en la oportunidad presentarán en el Juzgado constancias de la licencia por maternidad de González y también pedirá un careo entre su cliente y el espía Ciro Gerardo James. “La intención es que quede en claro que los llamados que González recibía en su celular por parte de James fuera de su horario laboral eran producto de un galanteo, un acoso por parte de este hombre, que pretendía iniciar una relación más personal con mi cliente”, dijo el abogado Goldstraj.



El abogado, que también representa al ex juez José Luis Rey, dijo que las apelaciones de los procesamientos dictados a mediados de mayo por Oyarbide aún no fueron remitidos a la Sala I de la Cámara de Apelaciones. “En el Juzgado estaban esperando el retorno de las cédulas de notificación para luego hacer la elevación de los planteos recursivos”, afirmó Goldstraj a /n6.



El escándalo por las escuchas ilegales se disparó a fines de septiembre del año pasado y derivó en la destitución de los jueces de Instrucción Horacio Gallardo y José Luis Rey, y el procesamiento de cinco oficiales de la Policía de Misiones. En la misma causa están procesados y con prisión preventiva James y el ex jefe de la Policía Metropolitana, Jorge Palacios.



El juez Oyarbide sostiene que desde hace un tiempo se armó una asociación ilícita con la finalidad de pinchar teléfonos de distintas personas y con fines poco claros. El magistrado coloca como parte de los engranajes de esa maquinaria a los policías misioneros -dos de ellos volverán a ser indagados el martes próximo-, quienes hacían los pedidos formales a los jueces, quienes a su vez cursaban los pedidos a la Secretaría de Inteligencia, que debía cumplir con los oficios.



El el procesamiento dictado en mayo pasado, sostuvo que sin la participación de los jueces misioneros, la maniobra no podría haberse configurado, razón por la cual los consideró miembros de la banda.




 

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas