SEGUINOS

Sin categoría

Está estable y lúcido el policía agredido en una bailanta

El suboficial de Policía Silvino Chávez (30) se encuentra internado, lúcido y estable pese a la fractura de cráneo que sufrió en la madrugada del domingo al recibir un golpe en la cabeza mientras cumplía servicio adicional en una bailanta de Ñú Porá. Voceros de la Unidad Regional X dijeron a /n6 que el uniformado se recupera en una sala común del Sanatorio ubicado sobre la calle Bolivar casi San Luis, donde debió ser sometido a una operación para realizar un drenaje en la zona del cráneo.

Chávez sufrió hundimiento de cráneo al ser impactado por un adoquín que fue lanzado por uno de los jóvenes que participaba de la pelea. Según trascendió, el policía se halla ubicado en tiempo y espacio, aunque todavía no se halla fuera de peligro.


El hecho ocurrió este domingo a las 5.30, en momentos que Chávez y otros dos camaradas cumplían servicio adicional en una bailanta. A esa hora se produjo una gresca en la zona de la barra y los uniformados intervinieron para sacar del local a los revoltosos.


Apenas pisaron la vereda del local, un grupo de irascibles muchachos comenzaron a arrojar todo tipo de objetos contra los policías. Un enorme y pesado adoquín impactó en la cabeza de Chávez, quien en un primer momento fue atendido ambulatoriamente y llevado a su casa.


Sin embargo, durante la mañana su estado de salud se deterioró y debió ser internado de urgencia. Recién allí, a través de diversos estudios, se constató la existencia de una fractura con hundimiento de hueso frontal.


Desde la Policía admitieron que los agresores aún no están identificados, aunque la Seccional Quinta continúa con la investigación para dar con los violentos.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas