SEGUINOS

POSADAS

Estiman que unas 70 toneladas de gas en garrafas llegarían a la provincia en junio

Así lo manifestó el director de Comercio Interior, Alejandro Garzón Maceda, en referencia a las garrafas de 10 kilos. En declaraciones a /c6 consideró que serán suficientes para sostener la demanda en esta época. En este sentido, recalcó que al estar subsidiado por el Estado nacional, el gas tiene que valer “igual”, ya no existen las garrafas sociales. “Todas valen 16”, afirmó. Asimismo, comentó que se produce un mercado ilegal en los comercios con el fin de obtener mayores ganancias, siendo que los beneficios de las empresas ya están garantizados por el subsidio del Gobierno. El funcionario dijo que cada planta fraccionaria vende una garrafa de 10 kilos a 3 pesos a un distribuidor, el cual debe venderla a 16 pesos a sus clientes, y a menos a los comerciantes que revenden el gas ya que no debe superar ese valor.

“Esto no está fijado por el Estado, sino que es un acuerdo entre los distribuidores y fraccionadores. A cambio de ese precio las empresas reciben subsidios. Pero los distribuidores reciben subsidios indirectos, ya que hasta el año pasado compraban a 5,50 y desde octubre del 2.009 lo hacen a 3 pesos”, remarcó.



Si un comercio vende a más de 16 pesos, es porque el distribuidor no cumple con el acuerdo de ofrecer un menor valor, por lo tanto el comerciante debe exigir y reclamar que se le baje el precio para que pueda vender como corresponde al cliente. Esto repercute también en el consumidor, quien no tiene que pagar más, por lo tanto también debe exigir que se cumpla lo que el acuerdo establece. Garzón Maceda señaló que la encargada de lidiar en los problemas de fijación de precios desde la planta fraccionaria es la Secretaría de Energía de la Nación. Por otro lado, dijo que el flete debe cobrar a domicilio la garrafa de 10 kilos, 19 pesos. “Un 20 por ciento más de lo que vale en la planta”, añadió.



Para controlar estos hechos, el Gobierno provincial – a través de sus organismos – se encarga de realizar operativos en la provincia, y si ocurre algún hecho fuera de lo legal, el mismo será comunicado a la Secretaría de Energía de la Nación para que actúe sobre la causa. En este marco, el funcionario comentó que estuvieron en Iguazú realizando operativos para controlar que no ocurra un desabastecimiento y descubrieron que muchas garrafas subsidiadas son vendidas a Brasil. “Hemos secuestrado garrafas por aumentar el valor establecido y por distribuirlo a otro país”, agregó.



Por este motivo, recomendó a los consumidores y distribuidores solicitar el ticket de compra para verificar su valor original, y ante cualquier inconveniente denunciar el hecho en la secretaría de Comercio Interior para que ellos se encarguen de comunicárselo a las autoridades nacionales competentes. Asimismo, sostuvo que realizarán controles en la entrada a Iguazú, verificando si se envía gas y hacia dónde va. “A partir de este año recién la Secretaría de Energía ha organizado la trazabilidad del gas, esto quiere decir que la boca de expendio le vende al fraccionador, el cual hace lo mismo con un distribuidor, y éste debe avisar cuánto gas lleva a una provincia y cuando entra a esa provincia debe anuncia a qué distribuidor vende”, apuntó.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas