SEGUINOS

POSADAS

Ex penitenciario enjuiciado por Trata se negó a declarar

Un ex agente penitenciario devenido en comerciante comenzó a ser juzgado este miércoles por el delito de trata de personas agravada por violencia y amenazas, hechos de los cuales resultaron víctimas al menos dos adolescentes de humilde condición. El caso salió a la luz en diciembre de 2008 en la localidad de Santa Ana, luego de que la madre de una de las menores radicara una denuncia ante la Justicia Federal. Se trata de Julio Argentino Rojas, alias “Cacho” (58), quien llegó al debate encarcelado. El hombre es defendido por el abogado Hugo Zapana, quien asumió ese rol hace apenas una semana.

La investigación, que se disparó en 15 de diciembre de 2008 con la denuncia de Silvia Krieger, estuvo a cargo de Gendarmería Nacional. Desde esa fuerza señalaron a la Justicia que el burdel de Rojas era frecuentado por policías de Santa Ana, aunque no se pudo probar que la fuerza brindara protección a Rojas a cambio de dinero.



El ex penitenciario tenía un bar-pool sobre la calle Guacurarí casi Lamas, a una cuadra y media de la terminal de ómnibus de Santa Ana. Allí, varias adolescentes se desempeñaban como coperas y eran utilizadas para atraer clientes. En la parte posterior, Rojas tenía dos habitaciones que cedía a algunas de las menores para los encuentros íntimos con clientes, a cambio de un porcentaje del “pase”.



Además de Rojas, en su momento fue investigado otro hombre aunque luego fue desvinculado porque pudo probar que era un cliente más del bar.
 
Si bien el imputado se abstuvo de declarar ante el Tribunal Oral Federal, en su indagatoria en el Juzgado Federal, sostuvo que la denuncia por el delito de Trata había sido promovido por la propietaria de otro bar, que pretendía con ello que el bar de Rojas fuera clausurado.

Click para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Descargar Semanario Seis Páginas